La anorexia: El caso de Chloé Lafon

El tener un cuerpo escultural, libre de grasas y de los odiados michelines, es algo con lo que soñamos prácticamente todas; pero jugar con la báscula, puede convertirse en un juego demasiado peligroso. Hoy, os mostramos un ejemplo que dio la vuelta al mundo. Es la historia de una joven de 20 años que, con 1.62 cms de altura, llegó a pesar 35 kilos… La anorexia: El caso de Chloé Lafon Cuando se te ofrece la oportunidad de escribir en una página que se lee a nivel internacional, como es el caso de emujer, una piensa que, a parte de aconsejar sobre belleza o moda, tiene el «deber» de informar sobre enfermedades tan graves como la anorexia o la bulimia, dos trastornos alimenticios que afectan especialmente a mujeres y que desde aquí trataremos de hacer ver que tontear con los kilos es algo con lo que nunca se debe jugar...

Las revistas de moda, la televisión, los spots publicitarios en general, te hacen creer que lucir hermosa, delgada, y sin una sola imperfección, es la meta a la que toda mujer debe de llegar. Pero debéis saber que todas esas mujeres que salen en portadas, no son cien por cien reales: Interminables sesiones de maquillaje, expertos en peluquería, asesores de moda, retoques digitales, etcétera, pueden convertir a una mujer normal en un icono de belleza y, si bien es cierto, que muchas de las que protagonizan campañas publicitarias de firmas importantes, tienen una buena base, no siempre son tan perfectas como llegan a nuestros ojos.

Tratar de comprender que cada mujer es como es, y que incluso a la que vemos más perfecta, tendrá algún que otro defecto, nos hará querernos más a nosotras mismas y valorar lo bueno que tenemos y sacarnos el máximo partido, y que, aunque no siempre podamos ser las más guapas, ese no es el único encanto que debemos potenciar: Tu forma de ser, de expresarte o tu inteligencia, entre otras, pueden valer mucho más que un cuerpo diez y hacerte, ante los ojos de los demás, la mujer más atractiva del mundo… ¡Confía en tí misma y aprende a quererte tal y como eres!

En ocasiones, pretender llegar a conseguir eliminar esos kilos que te sobran, pueden dar lugar a enfermedades como la anorexia y, para haceros entender a los límites que puede llegar esta enfermedad, hoy os recomendamos desde aquí un documental titulado «Diario de una anoréxica», que podréis ver a través de Youtube, en seis vídeos de alrededor de nueve minutos cada uno:

Relatan la triste historia de Chloé Lafon, una joven francesa que con tan sólo 20 años, permitió que una cámara invadiese su intimidad en el año 2007 durante varios meses, para conseguir retratar la cruda realidad de una enfermedad que afecta sobre todo a mujeres de entre 20 y 30 años, y que puede llegar a causar la muerte.

A través de eses seis videos, podemos ver cómo vive sus días de ayuno, seguidos de atracones de comida hipercalórica, que le hacen sentir una enorme culpabillidad, lo que hace que durante horas pueda estar provocándose vómitos, algo que lleva a cabo como un amargo ritual que le hace terminar agotada y con una enorme sensación de ansiedad y angustia.

Ver como va perdiendo kilos y más kilos, ver su soledad, su falta de vida social, su ausencia de brillo, tanto en los dientes como en el rostro, ver que sus huesos cada vez se debilitan más, que su vida tan sólo se centra en la nevera, en las calorías, en la báscula… te hacen llegar a pensar si de verdad a alguien le compensa ese tipo de vida, porque en el fondo, todas somos conscientes de que ese juego nunca se gana: La partida siempre termina con la derrota de quien lo inicia.

Se trata de un repotaje de lo más recomendable para todas aquellas personas que en algún momento han sentido la tentación de comenzar a meterse poco a poco en una enfermedad, de la que es muy complicado salir y que no sólo afecta a tu cuerpo, sino que, en mucha mayor medida, afecta a tu yo más interno.

Nuestra recomendación desde emujer es que no te la juegues, porque ganar esta batalla, requiere mucha fuerza de voluntad y, aunque hay casos como el de Chloé Lafon, que con mucha ayuda, consiguió vencer, jamás se vuelve a ser uno mismo y aprender a convivir con una enfermedad que permanece latente el resto de tu vida, es tarea complicada…

¡Aprende a quererte tal y como eres, porque lo que proyectas desde dentro, se nota por fuera!

A %d blogueros les gusta esto: