Alimentos para el colesterol alto

La preocupación mundial por este tema crece casi tanto como las estadísticas de los afectados, es por esto que la Escuela Médica de Harvard presentó una lista con los ocho alimentos más eficaces para reducir el colesterol. Alimentos para el colesterol alto Los índices a nivel mundial no mienten: cada vez son más las personas con obesidad y números elevados en los valores relacionados con el colesterol. La comida rápida, la falta de ejercicio y los malos hábitos en general son los principales enemigos, pero algunos alimentos podrían ayudarte a combatir el colesterol alto.

¿Por qué sube el Colesterol?

Al sentir falta de energía el cuerpo activa la sensación de hambre, se prepara para comer y luego transportar los alimentos, fabricando más colesterol.

Si la falta de energía continúa inclusive después de comer, el colesterol aumenta exageradamente para compensar.

Hábitos que causan colesterol alto

  • No desayunar
  • No dormir suficiente
  • Hacer ejercicios en ayuna
  • No consumir suficientes proteínas.

1. La avena. Para nadie es un secreto sus múltiples beneficios en la salud, regulando el tránsito intestinal y disminuyendo la tasa de colesterol plasmático. Lo mejor es consumirla de forma natural o en una bebida con leche y un toque de canela. Evita los preparados comerciales cuya efectividad no es igual.

2. La cebada, que es el ingrediente de algunas bebidas y alimentos, es también un compuesto eficaz para reducir el colesterol alto. La mejor forma de consumirla es añadiéndola a sopas y guisos para obtener sus máximos beneficios.

3. Las legumbres no solo aportan gran cantidad de vitaminas a nuestro cuerpo, además protegen nuestro corazón contra el colesterol, ¿la mejor forma de comerlas?, al vapor, hervidas, a la parrilla o a la plancha cocinadas con un poco de aceite de oliva.

4. Frutas como la manzana, las uvas y los cítricos aportan vitaminas y fibra que ayuda a retrasar la absorción intestinal de las grasas, lo que se traduce el colesterol más bajo en nuestra sangre.

5. Frutos secos. Una porción del tamaño de un puño a diario es altamente beneficiosa para el corazón debido a su contenido de ácido graso.

6. Aceite de oliva. El gran compañero de la dieta mediterránea nunca nos deja mal paradas, pues contiene vitamina E y distintos compuestos cardioprotectores que te ayudarán a librarte del colesterol malo.

7. La soja, ya sea en semillas, aceite o en productos lácteos es siempre una gran aliada en la dieta, fomentando la reducción del colesterol sérico.

8. Pescados altos en omega 3, como el salmón o la trucha, son también grandes protectores de nuestro corazón, combatiendo no solo el colesterol alto si no la tensión arterial elevada, por lo que incluirlos en nuestra dieta nos permitirá mantenernos saludables con poco esfuerzo.

A %d blogueros les gusta esto: