Descubre cómo ponerte en forma para el día de tu boda

noviaTodas las novias desean estar radiantes el día de su boda con un precioso vestido, unos zapatos espectaculares y el maquillaje y peinado ideal. Pero es necesario también pensar en la percha. Si todavía te quedan tres meses para ese gran día, no debes preocuparte ya que estás a tiempo de ponerte en forma perdiendo unos kilos de más y consiguiendo tu cuerpo deseado.  

Trabajar los brazos Una de las partes más visibles y que seguramente se encontrarán más expuestas en el día de tu boda son los brazos. Para lucirlos tonificados y firmes y a prueba de descolgamientos necesitarás ejercitar los tríceps y los bíceps. Elige unas mancuernas pequeñas y realiza tres series de treinta ejercicios para tonificarlos. Si no dispones de mancuernas puedes optar por coger unas botellas de agua llenas o unos bricks de zumo o leche.

Espalda y hombros El ejercicio conocido como peso muerto así como el pájaro, son unos ejercicios ideales para tonificar los hombros y la parte baja de la espalda. Si te ves con suficientes fuerzas, prueba con las flexiones.

Cuando ya estés preparada prueba con los “saltos de rana”. Verás que resultados conseguirás para el día de tu boda.

Cuello Existen diferentes ejercicios específicos para el cuello pero el mejor sin duda es el encogimiento de éstos. Empieza cogiendo unas mancuernas ligeras para practicarlo sin pasarte al principio y después cada día ve subiendo de peso según se vaya acercando el día de la boda. Tampoco estaría de más que acudieras a un fisioterapeuta y que practicaras movimientos circulares ligeros para quitar las posibles contracturas que pudieras tener en toda esta zona.

Abdomen Una de las cosas que también suele preocupar a las mujeres y especialmente a las novias, es lucir una tripa lisa. Si no eres una amante del ejercicio y no te ves “capacitada” para hacer abdominales a diario, opta por practicar un poco de ejercicio aeróbico y llevar una dieta sana, en la que las grasas y azúcares desaparezcan en la medida de lo posible. En su lugar opta por consumir frutas y verduras. Con ambas cosas lograrás quitarte este “flotador” tan antiestético.

Los talones Para poder soportar la carga que va a suponer llevar todo el día de tu boda unos tacones, practica el “calf raises” o elevación de talones. Con ello fortalecerás los gemelos y los tobillos. Cuando llegue el esperado día podrás estar horas y horas con tus “taconazos” sin sufrir por ello. Tampoco te vendría nada mal hacer unas sentadillas para resistir la carga que tendrán que soportar tus glúteos al llevar unos zapatos altos.

Ejercicios tipo HIIT Para finalizar y para conseguir un tono físico adecuado, no estaría de más que te apuntaras a alguna rutina HIIT como se conoce a los ejercicios realizados a intervalos de alta intensidad. Puedes preguntar en cualquier gimnasio por clases como Tabata, CrossFit o similares y verás que resultados tan espectaculares conseguirás en apenas tres meses.

A %d blogueros les gusta esto: