Frase de la semana:

"La intuición de una mujer es más precisa que la certeza de un hombre." Rudyard Kipling

Últimos artículos



Belleza

Sonrisa radiante

No todas hemos sido bendecidas con una sonrisa blanca como la nieve y luminosa como el sol… Y desgraciadamente para muchas, ya sea por los hábitos de consumo (cigarrillo, bebidas como el café o el vino), o por el simple descuido, el color de nuestra dentadura no siempre resulta ser el que nos gustaría tener. Por eso en esta nota nos hemos decidido a informarte todo lo que debes saber para blanquear los dientes y obtener así la dentadura más envidiada.

Sonrisa radiante

Existen muchos métodos de blanqueamiento dental, como todo lo relacionado al cuidado de nuestro cuerpo, es aconsejable recurrir a un profesional antes de iniciar cualquier tratamiento. Dicho esto, vamos entonces a las opciones en cuestión:

  • Pastas blanqueadoras de dientes: Las pastas blanqueadoras funcionan en forma gradual y, generalmente, se deben esperar algunas semanas para poder observar los resultados. Existen varias marcas en el mercado. El mayor inconveniente que presenta este método es que algunos productos son abrasivos, y con el tiempo pueden hacer que los dientes se pongan aún más amarillos debido a que remueven el esmalte de los mismos. Revisa bien los ingredientes para ver qué productos abrasivos contiene el producto en cuestión. El Calprox es un ingrediente suave y que no causa daños en los dientes.
  • Borradores de manchas en los dientes: Estas herramientas de mano son usadas como “borradores” para dientes. De hecho, remueven las manchas que hay sobre las piezas dentales sin producir daños sobre las mismas. Estos borradores suelen funcionar con mayor eficacia en combinación con una pasta blanqueadora, y suelen ser útiles para utilizar luego de comer o beber algún producto que manche los dientes.
  • Kits de productos para blanquear los dientes: Debemos tener en cuenta que estos kits pretenden hacernos creer que son exactamente iguales a los tratamientos que emplean los dentistas en sus pacientes. Sin embargo, debemos tener cuidado, ya que, más allá de usar el mismo ingrediente (el peróxido), existen algunas diferencias sensibles. En primer lugar, el protector bucal que se comercializa es de un solo tamaño, no importa cuánto lo calientes e intentes amoldarlo a tus dientes. En segundo, son grandes las probabilidades de que el peróxido vaya a algún lugar en donde no hay dientes, por lo que debe ser contraindicado en casos de gingivitis o problemas de encías. Si bien son mucho menos costosos que los tratamientos que ofrecen los dentistas, es mucho más factible que se presenten problemas relacionados a la falta de monitoreo o seguimiento que ofrece un profesional de la salud bucal.
  • Cintas blanqueadoras de dientes: Las cintas blanqueadoras de dientes, más conocidas como “whitestrips”, son una película de un agente blanqueador que se coloca sobre la dentadura. Se adhiere a la misma y es virtualmente invisible. Funcionan, aunque pueden tardar algunas semanas, y además deberán tomarse algunos recaudos para proteger las encías.
  • Peróxido y bicarbonato de sodio: Hay muchas personas que afirman que el secreto de sus sonrisas brillantes es combinar peróxido con bicarbonato de sodio. Aunque esto puede funcionar, la sustancia resultante es muy abrasiva, tanto con las encías como con los mismos dientes.
  • Blanqueamiento de dientes monitoreado: El odontólogo te provee de un molde dental en el cual irá la solución. Este método usa en el caso de blanqueamiento de varios bloques de dientes, empleando una solución de peróxido de carbamida al 10% que será aplicado por el paciente, en moldes previamente confeccionados en el laboratorio, en la tranquilidad del hogar durante un tiempo específico prescrito por el profesional, y cuyo resultado dependerá de la constancia y acertada aplicación del paciente. Mientras tanto, el paciente estará bajo un constante monitoreo del profesional que querrá cerciorarse de que las encías no estén siendo dañadas. El procedimiento es permanentemente monitoreado durante 3 a 6 semanas.
  • Blanqueamiento en la clínica dental: Este método se efectúa en una clínica o consultorio dental y es llevado a cabo por un odontólogo profesional. Éste protegerá las áreas que no deben ser blanqueadas.Un agente luminiscente muy poderoso es aplicado sobre los dientes, seguido de una luz fuerte que activará el agente blanqueador. Los resultados son inmediatos y el costo es elevado.
  • Blanqueamiento dental láser: También se lleva a cabo en la clínica o consultorio. Este método es uno de los más recientes. Es similar al anterior, pero en lugar de usarse una luz sobre los dientes se aplica un láser. No existe suficiente información sobre este método como para afirmar que es superior que el anterior. Además, hay que tener en cuenta que es mucho más costoso.
Y ahora que ya sabes cuales son las opciones a tener en cuenta a la hora de tener una sonrisa envidiable, no dudes en concurrir a tu odontólogo para que te de un diagnóstico y su consecuente solución para tu problema.

Más noticias de Belleza

Tags: tips

No hay comentarios.

Dejar un comentario
Conectar con Facebook
Nombre *
E-mail *

(no será publicado)
Comentario