A la hora de la merienda: Flan de ciruela.

Con esta sencilla receta lograrás unos flanes exquisitos y completamente innovadores, que además de “seducir” a todos los comensales, no te llevarán apenas tiempo en la cocina, ya que su preparación se lleva a cabo, mayormente en el microondas.
¡No lo pienses más, los clásicos flanes tienen muchas más versiones deliciosas! A la hora de la merienda: Flan de ciruela. Hoy os propongo una receta de flan que a mi personalmente, me encanta. Y es  que el típico flan de huevo puede terminar (y de hecho, termina) aburriéndonos a todos, así que, por qué no versatilizarlo de un modo eficaz y delicioso.

Aquí os dejo una receta que no os llevará demasiado tiempo realizar, es muy fácil de preparar y hará que os “chupéis” los dedos a la hora de la merienda.

Además no posee un alto contenido en grasas, y cuenta con todos los beneficios de las ciruelas, que le otorgan además una textura suave y delicada al flan.

Para su elaboración necesitarás hacerle en tu lista de la compra hueco a los siguientes productos:

  • 100 gr. de ciruelas pasas sin hueso
  • 5 huevos
  • 1 vaso de agua de leche
  • 150 gr. de azúcar
  • 1 palo de canela en rama
  • 8 cucharadas de ron

Una vez tengas reunidos los ingredientes necesarios, pon a remojo las ciruelas en ron durante una hora, y transcurrido este tiempo sólo tienes que ponerte manos a la obra.
 Recuerda que, como innovación, no usaremos los fogones, ni el horno, sino un electrodoméstido mucho más sencillo, rápido y que no te robará tiempo en una limpieza posterior: el microondas.

Así que, en primer lugar: cuece las ciruelas en el durante 5 minutos.
Despues tritúralas en la batidora y reservarlas en un cuenco aparte.

Tras esto calienta en el microondas a máxima potencia la leche con el azúcar y la canela, durante 3 minutos.
Y mezcla los huevos ya batidos y las ciruelas con la leche.

Por último vierte el contenido en un molde caramelizado, y cuécelo de nuevo en el microondas durante 8-9 minutos.

Tras esto, ya tendrás listo tu delicioso flan, y solo faltará que pruebes un exquisito bocado para que te enamores perdidamente de él.

A %d blogueros les gusta esto: