Albóndigas de bacalao con salsa

Con la receta que sigue te saldrán unas albóndigas de bacalao exquisitas, y es muy fácil. Si las prefieres sin la salsa no hay problema, son muy sabrosas también simplemente fritas. Albóndigas de bacalao con salsa Ingredientes para 4 personas: ½ kilo de bacalao desalado, pan rallado, perejil picado, 2 huevos, harina, aceite de oliva y sal. Para la salsa: 1 cebolla, 1 vaso de vino blanco, 1 puñado de almendras, 1 diente de ajo, harina y aceite de oliva.

Pon una cazuela al fuego con aceite de oliva y echa la cebolla picada. Rehógala y, a continuación, añade el ajo también picado. Pon el fuego suave y deja que se vaya pochando.

Cuando veas que está ya bien pochado, echa una cucharada de harina, remueve rápidamente y enseguida, echa el vino blanco y un vaso de agua, sin dejar de remover para que la harina no se queme. Deja que se evapore el alcohol, siempre con el fuego suave, y añade entonces las almendras, que habrás machacado con el mortero. Deja cocer 5 minutos más y aparta del fuego.

Antes de empezar a hacer las albóndigas, asegúrate de que el bacalao no tenga ninguna piel ni espina. Desmenúzalo.

Bate los huevos y mézclalos con el bacalao ya desmigado. Añade también el perejil picado, un poco de pan rallado y una pizca de sal. Remueve bien, para que quede todo bien mezclado.

Haz las albóndigas, pásalas por harina y fríelas. Cuando estén doradas las apartas.

Echa las albóndigas en la cazuela en la que has hecho la salsa y deja cocer todo con el fuego lento durante 10 minutos, añadiendo agua si ves que falta líquido pero teniendo siempre en cuenta que la salsa debe quedar espesa.

A %d blogueros les gusta esto: