Aprende a calmar el dolor de cuello y espalda con remedios naturales

El dolor de cuello y de espalda es un mal común que padecen las mayorías de las personas durante una gran parte de su vida tengan la edad que tengan. Descubre algunos remedios de tipo natural para poder aplacarlos desde tu propio hogar. Aprende a calmar el dolor de cuello y espalda con remedios naturales

Dolor de cuello

El cuello tiene una estructura bastante complicada ya que cuenta con vértebras, músculos y nervios además de que es una de las zonas de nuestro cuerpo que más se mueve a diario.

 Por otra parte, además de sostener nuestra cabeza es muy vulnerable a sufrir rigidez, tensiones y dolores debido a una mala postura, al estrés, al uso de una almohada inadecuada, a la presencia de lesiones o a espasmos que pueden producirse por una serie de movimientos bruscos y que pueden provocar tortícolis.

Para paliar este tipo de dolor podemos preparar en casa un baño en el que introduciremos una infusión elaborada a base de tres cáscaras de naranjas, dos cucharas de miel y cuatro hojas de lechuga que debemos mezclar junto con medio litro de agua para hervir todo ello durante 20 minutos. Esta infusión debemos añadirla al agua de nuestro baño y nos ayudará a relajarnos en caso de que el dolor sea causado por la tensión acumulada en el cuello.

También podemos humedecer una toalla con aceite de romero o de mejorana y deslizarla de derecha a izquierda varias veces por el cuello. De igual manera podemos optar por aplicar en nuestro cuello una bolsa de plástico que tenga en su interior hielo picado que previamente habremos cubierto con un poco de tela para evitar quemarnos y que resulta ideal en caso de que el cuello sufra alguna inflamación por algún golpe. Una vez que ésta haya disminuido debemos aplicar una toalla humedecida con agua caliente durante unos diez minutos aproximadamente.

Dolor de espalda

Este dolor suele venir causado por malas posturas, por levantar objetos pesados, por realizar movimientos bruscos, por sobrepeso, por dormir mal, por algún problema de riñón o de próstata, por el uso de zapatos con tacón alto, por padecer artritis o gripe o incluso por la tensión emocional que tengamos.

Para aliviarlo existen algunos remedios tradicionales y caseros que pueden ayudarnos a combatirlos como por ejemplo hervir dos cucharas de hojas de salvia junto con un litro de agua diez minutos aproximadamente para retirar del fuego, esperar que se enfríe y beber durante tres veces al día.

También podemos confeccionarnos una almohada de castañas. En este caso debemos pelar y moler castañas preferiblemente de indias frescas y rellenar una funda de la almohada para colocarla sobre la zona donde se sufra el dolor.

Otra opción es aplicar aceite hipérico en la zona donde se sienta dolor y para ello debemos llenar una botella con brotes y con flores de hipérico y añadirle aceite para dejarlo reposar durante tres semanas. Este remedio resulta muy eficaz para eliminar esos dolores de espalda que vienen causados por las tensiones.

 

 

A %d blogueros les gusta esto: