Cocinar con poca sal. Parte I

La hipertensión arterial es conocida como el asesino silencioso y aunque en cierta forma es correcto, lo que realmente Cocinar con poca sal. Parte I

Pan de carne

Los ingredientes que necesitaremos para cocinarlo para seis personas serán:

  • Media taza de leche desnatada
  • 2 rebanadas de pan
  • 450 gramos de  carne picada
  • 2 claras de huevo batidas
  • Media taza de cebolla pica
  • 2 cucharadas pequeñas de ajo piado
  • 1 tomate picado y pelado
  • 2 cucharadas de ketchup
  • Una cucharada del zumo de un limón fresco
  • Media cucharada de pimienta negra
  • Mostaza en polvo
  • Ajo en polvo y salvia

Su preparación es muy sencilla. Primero calentamos el horno a unos 200 grados centígrados mientras vamos vertiendo la leche sobre las rebanadas de pan cortadas en trozos y lo dejamos reposar unos cinco minutos. Agregamos todos los demás ingredientes y mezclamos bien. Moldeamos la pasta resultante con forma de pan y la disponemos sobre una rejilla, en una fuente de horno poco profunda. Lo horneamos durante media hora y ya estará listo para servir.

Arroz con pollo

Para seis personas igualmente necesitaremos:

  • 1 kilo de pechuga de pollo sin hueso, sin grasa y sin piel.
  • 1 cucharada de margarina
  • dos dientes de ajo picado
  • pimienta negra
  • páprika
  • ¼ taza de cebolla picada
  • ¼ taza pimiento verde
  • aceite vegetal
  • 1 taza de arroz
  • dos tazas de caldo de pollo bajo en sodio
  • ½ taza de tomates frescos bien picados
  • azafrán
  • ½ taza de judías verdes

Precalentamos el horno a 180 grados centígrados. Lavamos y secamos bien la pechuga de pollo  y la reservamos.

Derretimos la margarina en una cacerola pequeña a fuego moderado y agregamos el ajo, la páprika y la pimienta negra. Mezclamos todo bien y retiramos del fuego para pincelar las pechugas con esta preparación.

Colocamos el pollo en una fuente para horno y sin cubrir lo horneamos durante unos 25 minutos o hasta que veamos que la carne está blanca por completo.

Aparte, en un cazo grande, rehogamos el pimiento verde y la cebolla en un poco de aceite durante 5 minutos y añadimos el caldo del pollo, el azafrán y los tomates, removiendo bien hasta que estén completamente mezclados. Tapamos el recipiente y lo cocinamos sin hervir a fuego lento durante unos 20 minutos. Agregamos el pollo cocido y las judías verdes y lo cocinamos durante diez minutos más. Se sirve inmediatamente.

Como se puede comprobar con una selección de los alimentos adecuada, una dieta para controlar la tensión alta puede ser muy variada y perfecta en todos los nutrientes, incluyendo minerales y vitaminas, y aunque el sodio, es esencial para mantener una buena salud, el límite diario que se recomienda para todo el mundo en general es de 2.400 miligramos, mientras que las personas adultas consumimos una media de 4.000 a 6.000 miligramos al día.

A %d blogueros les gusta esto: