¿Cómo actuar ante la falta de sexo?

Al principio de una relación es normal pasarse todo el día en la cama y no durmiendo precisamente. Pero a medida que va pasando el tiempo, las relaciones sexuales son cada vez más esporádicas por lo que aparecen numerosas preguntas en cuyo caso lo mejor es observar a nuestro chico para intentar averiguar qué está sucediendo. ¿Cómo actuar ante la falta  de sexo?

Estrés

Si el problema es que tu pareja se encuentra hasta arriba de trabajo o está en un momento complicado de su vida, la solución pasa por relajarte tú y relajarle a él. No va a servir de nada que le agobies y que llegues a convertir el sexo en una obligación más. En estos casos lo más recomendable es intentar iniciar tú las relaciones sexuales de una manera “espontánea” pero sin llegar a presionarle. ¡Si lo acepta bien y si no pues a otra cosa!

Si está enfadado

Las  mujeres tenemos fama de castigar sin sexo a los hombres pero ellos también suelen hacerlo. Así que si no quiere tener sexo puede ser que esté enfadado y que ni siquiera te hayas dado cuenta de ello. En este caso hay que hacerle reír ya que una buena carcajada hace que desaparezca la rabia además de liberar endorfinas y serotonina que ayudan a abrir el apetito sexual.

Inseguridad

Si eres de esas mujeres a las que les cuesta llegar al orgasmo o a tu pareja le cuesta un poco excitarse, lo más probable es que no se acueste contigo porque piense que no dará la talla y esto conllevará casi seguro, un gatillazo por el miedo a hacer el ridículo.

Si este es tu caso, evita poner malas caras ni ser negativa y opta por practicar otra serie de actividades sexuales como masajes, besos o sexo oral hasta el momento en que él se encuentre preparado y se sienta mucho más seguro.

Puede que esté harto

Si tu pareja está irritable, ausente y no se acerca a ti, puede que ya se haya cansado y no sepa cómo decirlo. Y es que son muchos los hombres que no quieren romper una relación porque no quieren hacer daño a su pareja o incluso quedar mal ante los demás. En este caso suelen hacer imposible la vida a la otra persona hasta conseguir que sea ella quien corte y una manera de hacerlo sin duda, es una negación a tener sexo. Sí, es duro, pero cuanto antes se asuma, antes se superará.

Aceptar la derrota y hablar con él, ayudará a no perder más el tiempo. Preguntarle directamente si ya no quiere estar contigo te va a ayudar mucho y dependiendo de su contestación, podrás averiguar si se trata solo de una simple crisis que ha venido provocada por la rutina diaria, en cuyo caso se puede volver a intentar seducirle, si te apetece claro, o si es que el amor verdaderamente ya se ha roto, en cuyo caso lo mejor es tirarlo a la basura y “comprarse” uno nuevo.

A %d blogueros les gusta esto: