El baile como medio de atracción

Una de las características que la mayoría de chicas buscan en un hombre para tomarlo en cuenta dentro de sus intereses es que sepa bailar, no necesariamente como un profesional pero si que pueda defenderse en una pista de baile. El baile como medio de atracción Hay muchas maneras en las que una mujer se puede sentir atraída por un hombre pero una de ellas y tal vez de las más importantes es su capacidad para el baile, su desempeño, sus ganas o la forma de divertirse mientras lo hace, pues puede que sepa bailar pero no goce cada momento. Incluso hay personas que utilizan esta técnica para poder moverse de una manera sensual y así llamar la atención de otras personas pero lo que muchos no saben es que las características de estas movimientos definen como puede actuar una persona frente a determinada situación, si se mueve con bastante libertad o si por el contrario por pena puede notarse algo limitado o quizás hasta bloqueado. 

Esto es lo que analizan también las chicas a la hora de observar bailando a un hombre y más si lo conocen, pues generalmente con las posturas también puede determinar su forma de actuar, como camina, como se pone de pie, como se queda en una posición sedente, entre otras. Los que temen a algo o están nerviosos por el baile o la chica, pueden moverse de una manera bastante rígida y parecer tablas en medio de un salón o discoteca, pero los que pueden estar buscando esa atracción o son mucho más relajados, son aquellos que tienen movimientos bastante libres, pues no temen a que dirán o quien los mira, pues precisamente esa es la intención, ser el centro de atracción, no necesariamente para todo el lugar pero si para una chica en especifico. Además el baile es importante para las chicas y también para ellos, pues es una de las actividades que más puede acercar a las personas, llevarlos a entablar una conversación y bailar sin parar toda la noche. 

Es una formad e expresión e interacción bastante divertida, es por eso que los hombres que no saben bailar, no son del agrado inmediato de muchas chicas o por lo menos a aquellas a las que les gusta bailar aunque si se les ve el esfuerzo de querer aprender, pueden hacer cambiar de parecer. También hay que tener en cuenta el tipo de personalidad que tenga cada hombre porque en una noche puede comportarse totalmente feliz y descomplicado con alguien, pero pueden haber mujeres que si los lleven a sentir una gran pena y no moverse de una silla mientras dure en el lugar, por eso no es que la primera impresión no es siempre la que cuenta. 

A %d blogueros les gusta esto: