Eliminar la retención de líquidos

La retención de líquidos es un problema común pero que debe ser tratado para que no se caiga en el error de hacer dietas confundiendo la hinchazón por la acumulación de líquidos con el sobrepeso. Eliminar la retención de líquidos Para las mujeres la retención de líquidos es uno de los problemas más complejo de asumir, porque sin necesidad de ser gordas o algo rellenitas, se pueden ver algo pesadas y con unos kilos de más justamente porque su cuerpo se acostumbra a retener líquidos.  Lo más común es sentir un aumento de peso que no tiene justificación alguna, pues la forma de alimentación sigue siendo la misma, pero el volumen de brazos, piernas, abdomen y rostro es diferente, hasta la espalda tiende a aumentar, pareciendo que hay ciertos rollitos. 

Es un problema común que se presenta en cualquier momento de la vida pero puede producir muchas molestias sobre todo de tipo estético, pues las chicas se sienten realmente incomodas.

Lo principal es saber qué es lo que causa la retención y porque el cuerpo tiende a verse hinchado.  Antes que nada hay que saber que la retención se da ante la imposibilidad de la expulsión de líquidos ya sea por medio de la orina o de la sudoración. Este proceso se lleva a cabo naturalmente por medio de la acción de las hormonas y son las que ajustan el nivel correcto de líquidos en el cuerpo y cuando no lo hace, este líquido empieza a acumularse en diversas zonas del cuerpo.  Se siente por la debilidad corporal, un temblor constante, palpitación, hinchazón y un malestar general. 

Como muchas chicas no saben que es, se confunde con aumento de peso y lo que hacen es someterse a dietas muy estrictas para rebajar esos  supuestos kilos de más, lo que puede empeorar el problema. Algunas de las causas más comunes que provocan la retención de líquidos son:

– Una pobre y mala alimentación, en la cual predomina la sal y las bebidas alcohólicas, pero pocos alimentos que proporcionen nutrientes.

– Sumado a esto está la vida sedentaria, la falta de ejercicio o así sea caminar por unos 30 minutos diarios.

– Hay algunas enfermedades o malestares que afectan la circulación o los riñones y hacen que los líquidos sean retenidos

– Los medicamentos y fases como el embarazo o la menopausia ayudan a que se presente más fácilmente. 

Las formas más fáciles de minimizar la retención es haciendo ejercicio y puede ser el básico como caminar, trotar, montar bicicleta o nadar por unos minutos; si es posible acceder a una piscina, se puede hacer movimiento de piernas y brazos para bombear los líquidos a la vejiga y que sean expulsados por la orina.

El agua es el mejor elemento o ayuda, pues entre mas se consuma, más fácilmente se puede hacer la expulsión de líquidos sobrantes, aunque se pueden tener opciones como zumos o jugos naturales. En las horas de la mañana se recomienda tomar un vaso de agua para poder eliminar los líquidos retenidos durante la noche. Por último, los alimentos y productos diuréticos son excelentes porque aumentan la producción de orina. 

A %d blogueros les gusta esto: