¿Es verdad que el amor engorda?

Las razones
Según estudios realizados las mujeres entre los 17 y los 22 años de edad que tienen pareja, suelen engordar más que las mujeres solteras y es más, cuanto más fuerte sea el vínculo creado, más probable es que se aumente de peso, es más, parece ser que las mujeres que conviven con sus novios ganas un kilo y medio más que aquellas que no lo hace y las casadas, hasta cuatro kilos más. Aunque parezca increíble, existen argumentos lógicos que pueden explicar este fenómeno.
Para empezar, en la etapa inicial de una relación lo más normal es que tu chico y tú vayáis a un bar o a un restaurante para conoceros mejor y charlar durante el desayuno, durante un almuerzo o durante la cena, estando por tanto siempre rodeadas de comida.
Para sentirte más cercana a tu pareja seguro que vas a pedirte cosas que normalmente no harías: un súper postre de chocolate o un bocadillo de calamares que seguramente acompañarás de una botella de vino que además de aportarte muchas calorías, conseguirá desinhibirte con lo que te relajarás más y te comerás todo lo que te echen. A todo esto hay que sumarle que al día siguiente seguramente te saltarás tu clase en el gimnasio, traduciéndose todo esto en algún kilo de más en poco tiempo.
Cómo poner remedio
Un hombre necesita entre un 20% y un 40% más de calorías que nosotras así que debemos olvidarnos de intentar mimetizarnos con ellos y obligarnos a comer la tercera parte de menos de lo que el consuma. Tampoco se trata de privarse de un pequeño capricho cuando se sale a comer fuera, pero sí de elegir solo uno de ellos y disfrutar de la comida sin temor a que los pantalones puedan reventar en cualquier momento.
Los nutricionistas recomiendan cenar algún día en el hogar ya que se engorda menos si se realiza la comida en casa, además de comer menos cantidades. En cualquier caso, al preparar la cena o el almuerzo hay que intentar no excederse en la utilización de la mantequilla o del aceite y escoger productos desnatados y light. Si se opta por comprar alimentos precocinados, mejor elegir el tamaño pequeño pues se consumirá un 20& menos.
También puedes convencer a tu chico de hacer otros tipos de planes juntos como ir a montar en bicicleta, patinar o practicar senderismo. Los expertos en fitness confirman que las parejas que se apoyan cuando realizan deporte juntos o que intentan mejorar su dieta de una manera conjunta, suelen perder peso mucho más rápidamente además de mantenerse bien sanos después de muchos años de relación. ¿Es verdad que el amor engorda?

 

Las razones

Según estudios realizados las mujeres entre los 17 y los 22 años de edad que tienen pareja, suelen engordar más que las mujeres solteras y es más, cuanto más fuerte sea el vínculo creado, más probable es que se aumente de peso, es más, parece ser que las mujeres que conviven con sus novios ganas un kilo y medio más que aquellas que no lo hace y las casadas, hasta cuatro kilos más. Aunque parezca increíble, existen argumentos lógicos que pueden explicar este fenómeno.

Para empezar, en la etapa inicial de una relación lo más normal es que tu chico y tú vayáis a un bar o a un restaurante para conoceros mejor y charlar durante el desayuno, durante un almuerzo o durante la cena, estando por tanto siempre rodeadas de comida.

Para sentirte más cercana a tu pareja seguro que vas a pedirte cosas que normalmente no harías: un súper postre de chocolate o un bocadillo de calamares que seguramente acompañarás de una botella de vino que además de aportarte muchas calorías, conseguirá desinhibirte con lo que te relajarás más y te comerás todo lo que te echen. A todo esto hay que sumarle que al día siguiente seguramente te saltarás tu clase en el gimnasio, traduciéndose todo esto en algún kilo de más en poco tiempo.

Cómo poner remedio

Un hombre necesita entre un 20% y un 40% más de calorías que nosotras así que debemos olvidarnos de intentar mimetizarnos con ellos y obligarnos a comer la tercera parte de menos de lo que el consuma. Tampoco se trata de privarse de un pequeño capricho cuando se sale a comer fuera, pero sí de elegir solo uno de ellos y disfrutar de la comida sin temor a que los pantalones puedan reventar en cualquier momento.

Los nutricionistas recomiendan cenar algún día en el hogar ya que se engorda menos si se realiza la comida en casa, además de comer menos cantidades. En cualquier caso, al preparar la cena o el almuerzo hay que intentar no excederse en la utilización de la mantequilla o del aceite y escoger productos desnatados y light. Si se opta por comprar alimentos precocinados, mejor elegir el tamaño pequeño pues se consumirá un 20& menos.

También puedes convencer a tu chico de hacer otros tipos de planes juntos como ir a montar en bicicleta, patinar o practicar senderismo. Los expertos en fitness confirman que las parejas que se apoyan cuando realizan deporte juntos o que intentan mejorar su dieta de una manera conjunta, suelen perder peso mucho más rápidamente además de mantenerse bien sanos después de muchos años de relación.

A %d blogueros les gusta esto: