La infidelidad no siempre se comprueba pero se siente

La infidelidad es la causa de muchas depresiones en las mujeres y aveces se puede dar por culpa de ellas mismas. Pero en la mayoría de casos, son los hombres los que buscan amantes por diversión y placer y muchas veces presentan actitudes por las que son fáciles de reconocer. La infidelidad no siempre se comprueba pero se siente No es que las mujeres sean brujas, pero ese sexto sentido que siempre han tenido les dice que algo no anda bien con sus parejas y que esconden algo más que una mentirilla piadosa, posiblemente, otra relación.Y es que las infidelidades son el pan de cada día y no hay que generalizar, pues hay chicas que dejan en un mal punto al género, pues también adquieren costumbres de promiscuidad e infidelidad, pero en su mayoría es el género masculino el que consigue amantes.

Por qué lo hacen?

Si se evalúan las razones de infidelidad, puede darse la razón al hombre o a la mujer. Algunos hombres buscan mujeres específicamente por placer, porque en la intimidad son mejores que su pareja actual, pero no pueden dejar a sus novias, porque de una u otra manera son muy buenas mujeres y eso lo valoran y saben que no se consigue en cualquier lado.Otros lo hacen por diversión, porque pueden tener una novia perfecta  y bella, pero es necesario buscar a otra ocasionalmente, es así como un hombre puede tener “amantes no continuas”, es decir, una chica diferente ya sea en una fiesta, en un viaje y otros eventos, pero ninguna estable.
Si son hombres casados es peor porque buscan amantes con las que se obsesionan y llegan a querer más que a la propia esposa, pero por razones de respeto familiar e hijos, no pueden echar a la basura su relación matrimonial. Si es una situación de novios, tal vez el tiempo hizo de las suyas, y el aburrimiento y monotonía acaba con una pasión y un amor, es por eso que después de un tiempo de infidelidad, las relaciones acaban.

Reintentos posibles y fracasos

Después de una infidelidad, es difícil que una mujer perdone esto, pues su orgullo, confianza y amor se han visto violados, pero hay chicas que si lo hacen porque el amor que sienten es tan grande, que pueden volver a caer en el error, una y otra vez. Aunque no hay que desmeritar que son pocos los hombres que aprenden de su error, y una vez que hacen esto y reciben perdón, nunca más caen es estas fallas, a pesar que las tentaciones siempre estarán presentes.

Signos delatores

– Bipolaridad repentina, cambios de humor no entendibles

– Excesivas peleas, distanciamiento y falta de comunicación

– No hay planes en común, salidas nulas o aburrimiento continuo

– Pasividad ante recriminaciones, es decir, no buscan justificar o explicar algo, solo prefieren guardar silencio.- Llegadas tarde a cualquier evento familiar y un excesivo cansancio.

– Nerviosismo en algunas actitudes y conversaciones a escondidas y a deshoras.

Para algunos chicos es imposible guardar este “secreto” y terminan delatándose o diciéndole a su propia pareja el error en el que cayeron, pero hay otros a los cuales la culpa no les afecta, por el contrario se sienten mejor engañando a sus parejas, pues consideran que les da más valor y grandeza a su hombría.

A %d blogueros les gusta esto: