Me enamoré del amor?

El amor de pareja es un sentimiento que todo el mundo en algún momento vive, pero hay mujeres que desde jóvenes se obsesionan con la idea de encontrar la pareja ideal y cometen errores como obsesionarse con una sola persona o cambiar de pareja rápidamente sin saber lo que realmente significa el tener una pareja. Me enamoré del amor? Son muchas los que dicen que no les gusta el amor, que les parece traumático y solo lleno de problemas y dolores, pero en realidad, esperan a que llegue el amor de un momento a otro y les llene esos vacíos emocionales. Son de esas personas que aunque lo niegan, se enamoran de la idea del amor. El amor, en pareja, necesita de dos personas para que pueda ser sentido en toda su intensidad, y aunque se sea independiente para muchas cosas, se necesita de ese otro ser para poder unir costumbres y compañía. 

Las primeras en enamorarse del amor son las adolescentes, quienes buscan encontrar su primer amor y que su primera experiencia este llena de magia, de alegría, y si se puede de algo que dure por mucho tiempo. La cosa es que en medio de toda esa emoción que derrochan, pueden cambiar constantemente de parecer  y así como pueden llegar a obsesionarse con una persona, pueden querer conocer a muchos, hasta que el ideal que se han formado en sus mentes, llegue.  Uno de los comportamientos que más llama la atención es que en medio de agradar a esa persona que les atrae, pueden sufrir algún tipo de alteraciones o transformaciones físicas o emocionales y así llamar la atención.

Otras enamoradas del amor, en medio de su afán, se obsesionan con pasar de pareja en pareja y pueden intentar con chicos de distintos tipos, es decir, delgados, altos, bajos de cabello corto o incluso largo, tal vez muy fuertes o un poco más sensibles, o cuyos gustos sean muy extremos ya sea en lo musical o en la clase de actividades que hacen. A estas chicas, no les duele terminar una relación y tampoco tienen la llamada “tusa” o dolor que los atormenta por algunos meses. Para las más soñadoras y que si pueden llegar enamorarse pero no de una manera definitiva, les gusta entrar a definir su vida por medio de juegos, como el que por medio de números y las iniciales de chicos  un papel les dice si las quiere o no, al igual que tomar una margarita e ir preguntando por cada pétalo, si las quieren o no. Es tanta la convicción que se tiene, que mentalmente el cerebro cree en la respuesta que le dio el último pétalo

Un caso que puede ser extremo, son las mujeres que visitan continuamente astrólogos, personas que leen cartas, predicciones del horóscopo diariamente o hasta la mujer que dice leer una bola de vidrio, asegurando que puede ver lo que pasará en el futuro y sobre todo en el campo emocional. En realidad todo depende de la paciencia y de aprender a que las personas llegan en el momento adecuado y vale más esperar y no buscar desesperadamente sin saber si esa persona que se encontró forzosamente, será la indicada. 

A %d blogueros les gusta esto: