El chico apropiado para mi I

Un novio debe cumplir ciertas expectativas en la vida de una chica para poder dar el «si» frente a un altar y es necesario resolver ciertas dudas para que la motivación y seguridad sea total y la relación sea duradera y firme. El chico apropiado para mi I Es una de las preguntas que se hacen las chicas cuando empieza a rondar la idea de formalizar una relación y levarla al punto del matrimonio. No importa si se lleva poco o mucho tiempo de novios, siempre hay algunas pistas y dudas que pueden ser despejadas por ellas mismas, como si fuese una especie de cuestionario, que podrá descifrar de alguna manera si ese chico es conveniente, si pueden haber esperanzas, o si definitivamente es una pareja pasajera con la cual no es conveniente ilusionarse si desde un principio se sabe que no hay futuro.

Muchas de estas preguntas pueden servir para hombres y mujeres, y hay que tener en cuenta que algunas pueden parecer algo clasistas, pero pueden identificar el tipo de persona que es la pareja, a nivel emocional, físico, familiar, etc. Por ejemplo, muchos hombres pueden tener algunos comportamientos dependiendo de su infancia, de los traumas que hayan tenido que vivir, de la forma en la que crecieron y de allí derivan sus actos, obsesiones y miedos, que pueden alterar la paz en una relación. 

Otro aspecto que puede llamar la atención de una chica, es el nivel de educación que tenga la familia de su novio, y no tiene nada que ver con humildad, sino en la forma de expresarse, en si dicen constantemente groserías, si tratan de solucionar todo a gritos o con violencia o si no hay formas de comunicación normales y viables ante los problemas. Incluso, si los hombres como los primos, el padre o los hermanos, no tienen fe o creencia en el amor o la fidelidad y que por el contrario, ven a las mujeres como objetos y no como seres humanos para cuidar. Desafortunadamente, este tipo de rasgos, empezaran a surgir en el chico amado, después de un tiempo. Aunque la pareja es de dos, la familia del otro también influye y si no hay una buena relación con los padres, en este caso los futuros suegros, puede haber problemas en el futuro. Siempre hay que tratar de limar asperezas o si el conflicto es muy grave, pensar dos veces antes de decir el “si” definitivo. 

Un hombre tacaño no es nada agradable y si el novio de una chica es tacaño siendo novios, pues en la etapa del matrimonio, puede llegar a hacerse más evidente este aspecto. El problema es que para este tipo de hombres, el dinero lo es todo y no puede gastarlo, según él, el cualquier cosa, así que solo lo esconde, lo guarda, dice que no tiene, que otro día saldrán o que un día le dará lo que se merece, pero solo se queda en promesas. Una vez que se unen las vidas en el matrimonio, debe haber un acompañamiento económico y que ambos aporten para los gastos y para la diversión. 

Hay que tratar de estar con un chico que a su edad tenga coherencia con lo que ha logrado en su vida. También si tiene metas e ilusiones y si deja que los demás perciban esas ganas de salir adelante, de cumplir sus sueños y de ser feliz con su pareja, mientras logra lo que quiere. 

A %d blogueros les gusta esto: