Medicina tradicional china

La medicina china tradicional es milenaria aunque se sigue practicando en la actualidad ya que sus fundamentos y su sistema no han sufrido modificaciones prácticamente y siguen sirviendo de mucha ayuda. Medicina tradicional china

Basada en el conocimiento del cuerpo humano

Este tipo de medicina establece que el cuerpo humano constituye un todo y que todos sus órganos se relacionan entre sí asociándose al agua, a la tierra, al fuego, a la madera y al metal, de tal manera que cualquier tipo de alteración que se sufra en cualquier de ellos, implicará una regulación en todo el organismo.

Cada uno de los tejidos se encuentra relacionado con un tejido estableciéndose de esta forma que el corazón es el encargado del control de los vasos sanguíneos y se manifiesta mediante la tez.

Los tendones los controla el hígado y su manifestación es a través de las uñas, mientras que los pulmones se encargan de controlar la piel manifestándose mediante el pelo.

Quien se encarga de controlar los músculos es nuestro bazo y se manifiesta mediante los labios. Así mismo el riñón controla los huesos y su manifestación se lleva a cabo a través del cabello.

Emociones y órganos vitales

Otro de los aspectos más importantes de la medicina china tradicional es la relación que llega a establecer entre las emociones y la salud de nuestros órganos internos, de tal manera que para poder modificar una emoción debe tratarse el órgano correspondiente para lograr un estado emocional equilibrado.

Así la alegría se encuentra relacionada con el corazón, la ira con el hígado, la preocupación y la tristeza con el pulmón, los pensamientos obsesivos con el bazo y el miedo con el riñón.

Desequilibrios emocionales

La hipersensibilidad, el nerviosismo, la excitación o la histeria son enfermedades todas ellas que apuntan al intestino delgado y al corazón. Cuando estos órganos están sanos energéticamente, predomina la calma y la tranquilidad.

La duda, los celos, la ansiedad y el escepticismos, son enfermedades del bazo, del estómago y del páncreas. Si están sanos se favorece la simpatía, la inteligencia, el entendimiento y la sabiduría.

La falta de autoestima, el miedo y la desesperanza son enfermedades relacionadas con la vejiga y el riñón y cuando éstos se encuentran sanos aparece de nuevo la inspiración, la confianza y el valor.

El yin y el yang

Estas dos potentes fuerzas son a partir de las cuales surgen o se generan todas las cosas, siendo responsables del equilibrio y de la armonía. Si ambas están en armonía, el ser humano se encontrará sano. Si se desequilibran o se produce cualquier tipo de deficiencia entre alguna de ellas, la salud de la persona se verá afectada.

Uno de los conceptos principales de esta teorías es la de que todos los órganos son absolutamente dependientes de los demás, de tal manera que si un órgano enferma, los demás se verán afectados, por lo que si se trata una parte del cuerpo determinada, se debe también prestar atención al resto de los órganos que no están enfermos, para velar por su equilibrio y su seguridad.

A %d blogueros les gusta esto: