Por qué no debemos omitir la cena en nuestra dieta y algunos alimentos saludables

Es común que cuando comenzamos una dieta le restamos importancia a la cena, porque creemos que nos engordará. Pero aunque no lo creas, la cena es tan importante como lo es el desayuno y la cena. Por qué no debemos omitir la cena en nuestra dieta y algunos alimentos saludables

Expertos señalan que la cena es tan importante como lo es el desayuno y el almuerzo, ya que le da a nuestro organismo los nutrientes y minerales necesarios durante la noche y madrugada, pero sobre todo es indispensable para el buen funcionamiento del aparato digestivo.

Omitir la cena no es la opción más inteligente para bajar de peso, ya que disminuye el ritmo metabólico y esto hace que nuestro cuerpo queme grasa más lento. Existe una idea que comer de noche puede hacernos engordar o causarnos trastornos de sueño, pero la realidad es otra. La falta de comida incrementa la producción de insulina y esto nos provoca debilidad y por ende, necesidad de comer mucho más al día siguiente.

Es cierto, no debes comer igual que lo hacemos en el almuerzo o el desayuno, pero no por eso debemos eliminarla o restarle importancia. Los alimentos que debe incluir una cena saludable son los siguientes: verduras (al vapor, en ensalada o crema), carbohidratos, pero no en exceso, en pequeñas porciones (cereales o tubérculos) y proteínas(pescado, pollo a la plancha o vapor). Trata de que tu cena sea entre las ocho o nueve, es la hora recomendada para digerir bien los alimentos antes de irte a dormir.

Recomendaciones

Comer más cereales integrales

Lo ideal es servir alimentos integrales en cada comida. Los alimentos con almidón (incluidas las patatas) deben constituir alrededor de un tercio de su ingesta diaria de alimentos.

Incluye estos alimentos integrales en los menús de la cena más a menudo: pasta de trigo integral, arroz integral, pan integral, cereales integrales.

Sirve un montón de verduras

¿Estás recibiendo suficiente verduras frescas? Se recomienda cinco o más porciones al día, entra en el hábito de servir dos verduras diferentes en la cena.

Sirve una verdura de hoja verde como el brócoli, los guisantes o los puerros, junto a tomates asados a la parrilla (son deliciosos), una cebolla de sabor dulce al horno. Puede acompañarlo con pasta integral, no ajuro tiene que parecer vegetariana.

Haz que las frutas sean el postre

La fruta fresca es un gran final para una cena saludable. Sólo tiene que masticar una manzana o preparar una rápida ensalada de frutas con trozos de piña fresca, mango con jugo de naranja fresco. Variar las frutas que sirven: plátano, kiwi, peras.

Lo que no debes comer

Probablemente no es necesario recordarlo, pero las comidas rápidas y los alimentos altamente procesados

A %d blogueros les gusta esto: