Reconocer a una ninfómana

Ser ninfómana puede escandalizar a la sociedad que rodea a esa mujer, pero lo cierto es que muchas veces no saben que es lo que ha llevado a esa chica a actuar de determinada forma y más cuando muchas veces tiene la aceptación del genero masculino por su obsesión con el sexo. Reconocer a una ninfómana Para muchas puede parecer una característica normal dentro de su personalidad pero en realidad puede manifestarse como una especie de enfermedad de tipo fisiológico severo y mental en el que solo se piensa, se siente y se respira sexo.  Puede que no se presente muy a menudo pero si hay casos y aunque no es un gran porcentaje, si es suficiente para darse a conocer y que la sociedad sepa de ellas. Muchas personas creen que es simplemente un mito porque asocian mas el deseo desaforad sexual con los hombres, pero la realidad es que las mujeres también son amantes de estas experiencias, no todas pero las hay. Además que son chicas que no tienen un control, no tienen un punto de satisfacción y a veces, debe ser practicado con algo de fuerza y hasta agresividad para que se sientan bien. 

La etimología describe a esta palabra como compuesta y significa ninfa y manía. Las ninfas son seres de la mitología griega las cuales se encontraban en el campo, el agua y el bosque y por cierto eran muy bellas y atrapaban usando sus encantos. Pero el concepto de ninfomanía se tergiversó por las connotaciones que la sociedad le dió. Y aunque sí es cierto que presentan atracción hacia la actividad sexual, también es cierto que estas chicas son de las que quieren ser observadas, amadas, tenidas en cuenta y valoradas, así sea por lo que sabe hacer en la intimidad. Actualmente se considera una enfermedad y se maneja con tratamientos sicológicos. También se han identificado diversas causas entre ellas:

– Chicas que crecieron en regímenes de educación y tradiciones muy fuertes y estrictas y al ver y conocer el sexo, empiezan a aficionarse tanto a él, porque lo ven como la libertad y que no era del todo malo como lo pensaban o se los hicieron creer. 
– A pesar de lo duro de la situación,  hay algunas mujeres que después de una experiencia de violación sufren una alteración emocional y cerebral que las hace entregarse a esta afición sin importar con quién ni los sentimientos. 
– Las mujeres que tienen una personalidad bipolar pueden caer fácilmente en esta tendencia sexual y fácilmente pueden tener la libido muy alborotada o por el contrario, ausente. 
– Ciertos medicamentos pueden desarrollar comportamientos motivados por las hormonas y entonces se incremente el deseo sexual en las mujeres. 

Así mismo los síntomas son fácilmente reconocibles y se resumen en la necesidad incontrolable por el sexo de todo tipo, ya sea de forma individual como la masturbación o la pornografía, en pareja o hasta en grupos. La estimulación genital es muy importante y contantemente sienten la necesidad de tocar sus cuerpos.

A %d blogueros les gusta esto: