Un simpático pulpo de lana

La manualidad que explicamos hoy es muy sencilla y es muy idónea para que la elaboremos junto a nuestros hijos, los cuales se van a divertir haciéndola y al mismo tiempo aprenderán cosas nuevas, dándose cuenta de cómo se pueden reciclar los materiales, dando un nuevo uso a aquel objeto que ya no lo tenía. Un simpático pulpo de lana Al mismo tiempo, como veremos en el resultado final, a pesar de ser muy sencilla la manualidad, se trata de un objeto muy decorativo, que podemos colocar en una estantería,  encima de una cama o donde consideremos que pueda quedar mejor.

Materiales para su elaboración:

–    Ovillo de lana
–    Pegamento
–    Tijeras
–     8 Lazos o gomas
–    Fieltro blanco y negro

Manos a la obra:

1)    Primero vamos a preparar los tentáculos, para lo cual deberemos cortar la lana de la medida que queramos que éstos tengan. Debemos tener en cuenta que hay que trenzarlos y después doblarlos, por lo que deberemos cortar las tiras del doble o incluso más.
2)    También hay que decir que los grupos serán de tres hilos.
3)    Ahora doblamos las tiras por la mitad,  poniendo la pelota de ovillo  enmedio, y uniendo las tiras con fuerza a la misma.
4)    Una vez atadas, vamos a comenzar haciendo las trenzas y cuando las tengamos terminadas, en cada cabo se puede poner un lazo o una goma.
5)    Cortamos el fieltro, con el fin de hacer los ojos, por lo que cortaremos dos trozos grandes blancos y dos más pequeños negros, para simular el iris, para después pegar los trozos negros en el fieltro blanco.
Cuando esté seco, podemos pegar los ojos en el lugar correspondiente del pulpo.

A %d blogueros les gusta esto: