Una sala de entretenimiento en casa para nosotros, los adultos

Normalmente, en la mayoría de las casas, al repartir el espacio, reservamos para el ocio simplemente un rincón en el salón con el sofá, el televisor y poca cosa más. Sin embargo, actualmente nuestros ratos de ocio no se limitan a ver la televisión un rato, sino que abarcan otros entretenimientos. Una sala de entretenimiento en casa para nosotros, los adultos Si tenemos la suerte de tener una casa con espacio suficiente para ello, podríamos plantearnos dedicar una de las estancias a sala de juegos o sala de ocio, como nos guste más llamarla. Si lo hacemos para los niños, ¿por qué no para nosotros?

De esta manera tendremos una zona, para nuestro entretenimiento, más completa y sobre todo más tranquila, un lugar donde podremos pasar agradables y apacibles ratos, ya sea solos o con los amigos.

A la hora de amueblar la sala deberemos tener en cuenta qué es lo que nos gusta hacer y cuáles son nuestros hobbies.

La mayoría de personas, normalmente, querrán tener un televisor allí, junto con sus películas, o su equipo de música con sus DVDs, por lo que serán necesarias las estanterías adecuadas para tenerlos bien ordenados.

En muchos de los casos querremos un espacio para la videoconsola, la Play-Station, o la Wii, así como para los respectivos juegos. Y una mesa en la que tengamos un ordenador conectado a Internet.

En otro de los rincones podemos poner un pequeño punto dedicado a la lectura, con algunas estanterías con libros, un sillón cómodo y una luz adecuada, así como otro rincón para escribir. Y no puede faltar una buena colección de juegos de mesa.

Todo ello dependerá, por supuesto, del espacio del que dispongamos, así como de los gustos de cada uno, ya que quien sea aficionado por ejemplo a las manualidades deseará tener un espacio para realizarlas cómodamente y guardar el material bien organizado.

Todo ello sin olvidarnos de colocar algún sofá y sillones, así como cojines, para estar lo más cómodos posibles. Si es un lugar destinado a que vengan a él amigos, deberemos tener este punto muy en cuenta, para que todos se sientan bien. Incluso podríamos montar una pequeña barra de bar, que dará un gran ambiente a la estancia.

Intenta que tanto el mobiliario como las paredes y complementos tengan colores vivos y alegres. Una buena opción es colgar postres, ya sean de películas, de deportes, o de aquello que más nos guste.

Si el espacio del que disponemos es generoso, no estaría de más poner también un futbolín, un billar, una mesa de ping-pong o algo similar.

A %d blogueros les gusta esto: