Yves Saint – Laurent

Uno de los diseñadores de moda más reconocidos desde la década de 1960, que conocido como el heredero de Christian Dior pudo llegar a la cima de su éxito, tras seguir un talento nato.
En el siguiente artículo, se relatará la historia de este increíble diseñador, quien supo dejar su huella en la historia de la alta costura de todo el mundo. Yves Saint - Laurent Sus comienzos

Yves nació en 1936 en Argelia. Su padre fue un exitoso abogado, que pretendía que su hijo siguiera su camino, y por esto fue mandado a una escuela muy disciplinada en la ciudad de Orán.
Sin embargo, Yves era muy apegado a su madre, una mujer fina y con mucho sentido de la estética, quien notó que el muchacho tenía mucho interés en la moda y el vestuario. Así fue que envío a su hijo a un centro de aprendizaje de confección en París. Yves se fue a vivir allí solo con tan sólo 17 años.

En una oportunidad se animó a mostrarle sus diseños a Michel de Brunhoff, quien era el director de la revista Vogue, una de las revistas más importantes de la moda hasta el día de hoy. Resultó que las creaciones de Saint–Laurent deslumbraron a Brunhoff y decidió publicarlas en su revista.

Un tiempo más tarde decidió presentarse en un concurso mostrando un boceto de un vestido de cóctel y sucedió que ganó el primer premio. Este fue el primer paso que lo lanzó a su estrellato entre los diseñadores importantes de la sociedad de París.

Heredero de Christian Dior

Yves Saint- Laurent fue presentado a Dior por el director de Vogue. Así fue que empezó a trabajar con él en el año 1954 siendo su mano derecha. Dior solía decir que era un poco extravagante con sus diseños, pero admiraba su talento a la hora de crear.

En 1957 Dior murió. Yves pasó a ser el director de la firma, y lanzó su primera y muy exitosa colección, llamada Trapecio.

En 1960 Saint-Laurent tuvo que enlistarse en el ejército, pero no pudo soportar mucho tiempo, por lo que abandonó, internándose en un hospital psiquiátrico militar. Su amigo y amante, Pierre Bergé, utilizó sus influencias y pudo sacarlo.

Su propia marca

Mientras se encontraba en el ejército Yves fue reemplazado como director de la firma de Dior. Eso lo enojó mucho e inició una demanda contra la empresa, la cual ganó. Con ese dinero pudo poner su propia firma.

En 1962 lanzó su primera colección con su nombre, y en 1966 creó el esmoquin. A mediados de los ´60 empezó a diseñar para la mujer, y también encontró la manera de realizar diseños masculinos para ella, sin perder la femineidad.

En 1970 tuvo malas críticas en una colección y decidió dejar de diseñar por dos años. Más adelante trabajó como modelo de su marca, y en 1974 logró lanzar otra colección y nuevamente triunfó en las pasarelas. Por esto, salió en la portada de la revista Time. Sin embargo, su depresión y sus miedos nunca desaparecieron por completo. Siempre volvía a recaer en esos ataques, y fue por eso que en 1976 Bergé, su pareja, lo dejó.

Sus reconocimientos como diseñador

En 1983, 1985 y 1986 se lo reconoció con diferentes exposiciones en su nombre, y a mediados de los ´80, fue agasajado con la Legión de Honor, por parte del presidente Francés François Mitterrand.

Su retiro

En los años ´90 Tom Ford se apoderó de su empresa comprando la mayor parte y haciéndose cargo de todas las líneas, menos la de alta costura, la cual siguió manejando Yves Saint-Laurent hasta el año 2002. En ese año fue cuando decidió retirarse, pero no sin antes dejar su impronta única en el mundo de la moda.

A %d blogueros les gusta esto: