Amigos homosexuales

Los chicos gays pueden ser para ciertas personas un ser extraño y salido de lo común, pero para las mujeres puede ser ese hombre soñado para que se convierta en su mejor amigo y no tenga miedo por traiciones o mentiras que les genere daño. Amigos homosexuales Para las mujeres el tener un amigo gay es la perfección en cuanto a amistades se refiere porque pueden considerarlos mucho más fieles, leales y sinceros con esta relación de apoyo incondicional ya sea en situaciones buenas y malas que las mismas mujeres o que los hombres heterosexuales ya que muchas veces en vez de una amistad buscan algo mas o una situación fugaz, relacionada la mayoría de los casos con la intimidad. Con este tipo de chicos las mujeres pueden sentir que es viable el confiar todos los secretos, sentimientos y emociones y que el no va a salir corriendo a contarle a todo el mundo y menos a quienes le causan la felicidad o la tristeza, como suele suceder con las “mejores amigas” que una vez sabe el secreto va y lo cuenta a otras mujeres  o al chico que le quita el sueño a su amiga, generándole una vergüenza inmensa y un daño en ocasiones irreparables.

Por otro lado, los chicos gays sueles tener mucho gusto por la moda, por las tendencias, por todo lo femenino y lo que interesa a cualquier mujer y por ende puede recomendar o asesorar, ayudar con peinados o decorado de uñas o servir de ayudante en la elección de accesorios o de maquillaje. Sumado a esto, los gustos son similares y pueden sentirse inclinados desde la música hasta los colores, la forma de vestir, los planes para los fines de semana y pueden durar todo un día de compras sin que se afanen porque se cansaron o aburrieron. Para el resto de personas y sobre todo para los hombres puede ser algo realmente incomodo y más si es la pareja o el chico que está pretendiendo a la amiga del joven homosexual, pero estos funcionan mas como un protector que como un amigo más. 

Un punto que también está a su favor es que no se empeñan en cometer contra la amiga, sino que por el contrario tratan de ayudarla a verse más bella, más llamativa, más alegre y que corrija todo lo malo tanto en su forma de pensar o de actuar, mientras que en un grupo de chicas normales, la rivalidad por ser la más popular, la líder o a la que todos los hombres pretendan, son los ideales.Otro aspecto a favor es que son muy cultos, les gusta aprender, leer, conocer, viajar, innovar, destacarse, además que casi siempre están felices, regalando una sonrisa, y aconsejando constantemente. 

Aunque para muchos padres el hecho de que sus hijas tengan amistades con diferencias sexuales pueden generarles algo de inquietud y algunos muy estrictos pueden hasta prohibirlas, pero lo importante es que hay que saber diferenciar las ideologías y tradiciones y el hecho de aislar o denigrar a una persona por que sus condiciones son diferentes, porque a pesar de ello, pueden terminar siendo mejores amigos y consejeros que los que dicen serlo y son heterosexuales.

A %d blogueros les gusta esto: