Aprendiendo a escoger el look diario

Escoger el look diario un día puede ser medianamente sencillo para una chica, pero cuando lo tiene que hacer todos los días, en cinco oportunidades a la semana, resulta bastante estresante y confuso, pues por la presión del tiempo y otras actividades, hay que aprender a planear y organizar la vida para no fallar en los intentos. Aprendiendo a escoger el look diario Para las mujeres es algo confuso escoger su ropa rápidamente porque tienen miles de opciones en mente que se desvanece tan pronto una prenda se cruza por el frente. Aunque hay ciertos consejos que pueden ayudar para que esta tarea no se vuelva tan extensa, preocupante y tenga excelentes resultados para el look de una chica. 

– La primera duda que surge es si se alista la ropa la noche anterior justo antes de dormir o si se hace temprano, después de levantarse. En realidad ya depende del grado de organización y control de tiempo de cada mujer, pues no todas saben distribuir bien el tiempo que tienen entre la hora que se levantan y la hora en que tienen que salir hacia la universidad o el trabajo. Para algunos puede ser mejor la noche porque se cuenta con suficiente tiempo para analizar si es del agrado o no, porque en la mañana en medio del adormilamiento probablemente no se hagan las cosas bien. 

– Para poder escoger la ropa es importante saber que se va a hacer al día siguiente, cada ocasión o cada actividad para que se contextualicen las prendas y el momento. Entonces, hay que mirar las opciones formales, las no tan formales, las cómodas y las que requieren de un poco más de dedicación, como usar tacones, pues no a todas les queda tan fácil. Por otro lado hay que evaluar los accesorios y el uso del maquillaje, para que no quede muy recargado o muy simple.

– A pesar de que se tenga un look preparado, puede que pasen algunos inconvenientes como que se rompa alguna prenda o se dañe una cremallera, así que es posible que se necesite tener segundas o terceras opciones y siempre pensar en prendas básicas que se puedan combinar con otras. Lo bueno es que nunca se quedará mal frente a los otros y las opciones serán excelentes y muy variadas. Pueden elegirse desde pantalones un poco anchos, pasando por un vestido o un jean que se transforme en una prenda formal. 

– A pesar de los afanes hay que tener un ritual de belleza determinado, pues es lo que puede ayudar a darle confianza a una mujer, a sentirse más fresca y confiada, a realizar sus tareas sin preocupaciones y relajarse de alguna manera. Por eso, si se percibe que no hay suficiente tiempo, hay que madrugar un poco más y arreglar el cabello, el rostro  y el cuerpo con su respectivo look. 

– Finalmente hay que dejarse guiar y ayudar de las tendencias actuales, porque para verse bien arreglada, saber qué se usa y qué ya pasó de moda. Si esto último pasa, probablemente ya no quede muy bien y se pierda la belleza. 

A %d blogueros les gusta esto: