Arte a flor de piel

Los tatuajes se consideran un símbolo de identidad y representación de ideologías. En las chicas son atractivos y hasta sexies, pero cada una debe conocer los riesgos, las beneficios y las zonas adecuados para tatuarse el cuerpo. Arte a flor de piel Para muchos los tatuajes son disparates, desastres que dañan el cuerpo y afecta la obtención de un empleo o la esteticidad y más si se usan vestidos formales o hay reuniones importantes. Pero para otros, son una manera de expresar su identidad, es una disciplina llena de inspiración y aptitud. 

Es por ello que actualmente están en furor y desde los más chicos hasta algunos adultos, buscan “estampar” en su cuerpo, formas o letras que tengan un significado o simplemente por gusto.

Cuál es el mejor lugar para un tatuaje?

En general, el cuerpo se presta para tatuarse completamente, lo que lo limita son las condiciones de quien se tatúa. Hay unos que buscan sitios estratégicos para diferenciarse de las otras personas y tener exclusividad en ello, o hay otros que toman de ejemplo a quienes se tatúan lugares comunes y es por ellos que de vuelven zonas genéricas.

Estas zonas comprenden los brazos, hombros, muñecas pecho, costillas, cadera, espalda, omoplato, piernas y tobillos, además del cuero cabelludo en la mayoría de los hombres y también en algunas mujeres.

– Factor Dolor

Otro aspecto a tener en cuenta es la intensidad del dolor que se sienta en determinadas partes del cuerpo, pues se genera una especie de cortadura que es rellenada con tinta y como toda herida debe cicatrizar. En este caso la incisión es continua para que el tatuaje quede bien hecho y con las líneas acentuadas para que no se desvanezca o quede sin notarse.El dolor puede variar de acuerdo a cada organismo, pues depende el tipo de piel, la resistencia y la cicatrización.Las zonas más dolorosas son el cuero cabelludo, el interior del muslo y los brazos, partes donde se acentúen los huesos, como las costillas, los tobillos o la clavícula.

– Peligros para la salud

Es cierto que los tatuajes son llamativos y llenos de personalidad, pero hay que tener en cuenta que pueden ser riesgosos en ciertos casos: el lugar donde se vaya a realizar o el local y los instrumentos que se empleen.Con respecto a lo primero, hay zonas del cuerpo en donde por acentuarse venas y arterias, es riesgosa la aplicación de este tipo de arte, por ejemplo el cuello o las muñecas.El local donde se elige realizar el tatuaje, debe estar certificado, donde trabajen profesionales, y siempre con niveles altos de calidad y asepsia. Si esto no se hace, el tatuador sin experiencia, puede poner la aguja con mucha profundidad y afectar zonas sensibles o de riesgo, y si no se emplean normas básicas y equipos con continua limpieza, pueden transmitirse enfermedades que van desde infecciones hasta el virus del VIH.

– Perceptibilidad

Es importante tener en cuenta si se tiene un empleo o continuos compromisos que impliquen la visibilidad del tatuaje, porque así se vea llamativo, no será siempre aceptado por normas generales. Y no solo hay que tomar el presente, sino situaciones que puedan presentarse a largo plazo.

En conclusión, si los tatuajes son del agrado de alguien, no hay prohibición para hacerlos, pero hay que tener en cuenta los beneficios o inconvenientes que pueden generar en campos médicos, laborales y de seguridad.

A %d blogueros les gusta esto: