Berberechos frescos con vino blanco

Simplemente abiertos al vapor, sin más, los berberechos ya son un producto exquisito, de los que no necesitan complementos. Sin embargo, hay otras maneras de hacerlos, de las cuales dejamos una aquí porque siempre está bien variar de vez en cuando. Berberechos frescos con vino blanco Ingredientes para 4 personas: 1 kilo de berberechos, 1 limón, 1 vaso de vino blanco, 2 dientes de ajo, una rodaja de limón con piel, zumo de limón, pimienta negra, aceite de oliva y sal.

Un rato antes de empezar la receta, deja los berberechos sumergidos en un recipiente con agua, y echa un puñado de sal gorda, para que saquen la posible arena que puedan tener.

Pon al fuego una cazuela, mejor de barro, con aceite de oliva, y echa en ella los ajos pelados y laminados. Cuando veas que están a punto de coger color vierte en la cazuela el vino y deja hervir hasta que se evapore el alcohol.

Cuando se haya evaporado, echa a la cazuela un par de vasos de agua junto con la rodaja de limón. Cuando empiece a hervir, echa los berberechos, que habrás enjuagado y escurrido.

A medida que se vayan abriendo, ve sacándolos con cuidado y colocándolos en una bandeja de servir. Rocíalos con un chorro de aceite de oliva, una pizca de pimienta negra y zumo de limón.

A %d blogueros les gusta esto: