Sardinas al horno

Estamos en la época de las sardinas y el pescado azul. Ahora es cuando las encontramos en el mercado más económicas y de más calidad. La sardina es un pescado con muchas propiedades y muy buen sabor, y encima muy barato. No se puede pedir más. Aunque simplemente fritas o a la plancha están perfectas, siempre va bien alguna receta para variar un poco. Sardinas al horno Ingredientes: 1 kilo de sardinas, 1 vaso de vino blanco, 1 limón, 1 cucharadita de sal gruesa, 2 dientes de ajo picados, perejil picado, pimienta negra, aceite de oliva y sal.

Para hacer este plato, deberás sacar las escamas de las sardinas, y, en teoría se hace sin sacar ni las tripas ni la cabeza. Es sólo para que tengan más sabor, si tú prefieres ponerlas sacándoles una cosa u otra, o las dos, no pasa nada. Yo, personalmente, saco siempre la tripa.

Una vez has sacado las escamas, coloca las sardinas en una fuente que pueda ir al horno, que previamente habrás untado con un poco de aceite para que no se pegue.

Esparce la sal gorda por encima de las sardinas, así como el ajo picado y echa por encima un chorro de aceite de oliva.

Precaliente el horno durante 10 minutos a 200º y, pasado este tiempo, mete la fuente dentro. Cuando hayan pasado unos 8 minutos vierte el vino por encima de las sardinas y deja nuevamente en el horno, esta vez durante 2 ó 3 minutos. Pasado este tiempo ya puedes sacarlas.

Antes de servir rocía con el zumo del limón y espolvorea con perejil y un poco de pimienta negra.

A %d blogueros les gusta esto: