Cirugía para estirar la frente

El estiramiento de frente esta siendo la solución de muchas chicas para reducir las marcas de expresión que las hacen ver mucho mayores, pero antes de cualquier procedimiento, deben evaluar los riesgos y beneficios. Cirugía para estirar la frente No es un secreto que con el paso de los años una de las partes que mas evidencian las líneas de expresión y arrugas es la frente y desafortunadamente es complejo esconderlas y más si la chica tiene como costumbre fruncir el ceño y sin que este de mal genio, arrugarla. Estas líneas suelen aparecer durante los 25 años y de ahí en adelante se profundizan y la solución más empleada son las cremas antiarrugas, las que detienen la aparición de esas marcas y que en cierto grado pueden desvanecerlas sin llegar a desaparecerlas en su totalidad. 

Ahora con la tecnología y el hecho de que los precios de los procedimientos estéticos estén bajando, lo que se logra es que la cirugía se esté convirtiendo en una gran vía para reducir este problema. Lo que se logra con este tipo de cirugía es hacer que se vea mucho mejor la apariencia en la zona de la frente y entre los ojos, hacer que los parpados no se caigan tanto y que también se puedan levantar un poco y no hacer que una chica se vea tan mayor o con una edad que no es la que tiene. Es este estiramiento lo que se hace es que se retiran músculos de esta área o pueden ser cambiados para no perder sensibilidad y movimiento natural. Se puede hacer de manera individual o combinándola con procedimientos como una cirugía de nariz o un estiramiento fácil completo. 

No se utiliza anestesia general, por lo que la cirugía se hace con la paciente despierta, así que la anestesia será solo local y a veces un analgésico para calmar la ansiedad y el nerviosismo. Es un procedimiento ambulatorio y la hospitalización puede hacerse de un día para otro o incluso tener salida el mismo día de la cirugía. Si tal vez la chica llega a  ser muy  nerviosa, puede solicitar una anestesia general pero los efectos son los mismos y es que generalmente se siente la piel muy estirada mientras que se van acostumbrando al cambio. Si el cabello ocupa grande cantidades o afecta la zona de operación, puede llegar a cortarse pero no se evidenciara calva o algo por el estilo. 

Si tal vez la frente es muy grande, pueden hacerse incisiones  de cabello en la cual se reduzca esa percepción. Se lograra que desaparezcan las ojeras en los ojos, las arrugas horizontales, las cejas caídas y el tejido que cuelga en la parte baja de los ojos, las llamadas patas de gallina. Al principio, uno de los riesgos que se pueden percibir es que no se pueda hacer un levantamiento de cejas natural, pues los músculos aun no responden, si se presenta mucha hinchazón puede haber perdida de cabello, o evidenciarse una cicatriz muy grande.

A %d blogueros les gusta esto: