Aprende a hacerte una limpieza de cutis en casa

Aprende paso a paso como proceder a hacerte una limpieza de cutis en tu propia casa y los productos de belleza más adecuados que necesitarás utilizar para poder lucir un cutis que será la envidia de todo el mundo. Aprende a hacerte una limpieza de cutis en casa

¿Qué es una limpieza de cutis?

Para lucir una piel perfecta, los especialistas en belleza nos recomiendan que acudamos una vez al año como mínimo a que nos efectúen una limpieza de cutis, aunque puedes preferir hacértela en tu casa tú misma, en cuyo caso debes saber cómo hacerlo y cuáles son los ingredientes imprescindibles.

Es muy importante que nos desmaquillemos, exfoliemos y limpiemos en profundidad nuestra piel para eliminar toda la suciedad que no logramos eliminar normalmente y que se va acumulando en nuestro rostro. En cualquier caso una limpieza de cutis profunda no se trata sólo de esto. Vamos a descubrir cuáles son los pasos que tenemos que seguir para realizar una correcta limpieza de la piel de nuestra cara.

Paso a paso para hacer una limpieza de cutis

Comenzaremos desmaquillándonos completamente, especialmente la zona de los ojos para que no quede ningún tipo de resto en ellos y que después se puedan escurrir e infectar los poros. Puedes utilizar una espuma limpiadora o un desmaquillante aunque para los ojos deberás utilizar un producto específico.

Después lavaremos la cara con un poco de agua caliente o también podemos aplicarnos un poco de vapor para conseguir que los poros de la piel se nos abran y podamos eliminar más fácilmente la suciedad.

Para limpiar más profundamente nuestro cutis, necesitaremos un cepillo especial para ello que nos ayude a exfoliarla y a eliminar las impurezas. Éstos suelen ser eléctricos y cuentan con cabezales diferentes dependiendo de cada tipo de piel.

Si quieres eliminar los puntos negros deberás hacerlo antes de exfoliarte la piel según te hayas aplicado o el vapor o el agua caliente sobre el rostro y siempre con las manos muy limpias. Después de la extracción, puedes realizar la exfoliación y aplicar una crema con las yemas de los dedos en círculos ascendentes.

Una vez hayas terminado este proceso podremos aplicarnos una mascarilla que sea hidratante, purificante o iluminadora, dependiendo de nuestras necesidades particulares.

Para terminar nos aplicaremos nuestra crema de hidratación habitual y deberemos evitar maquillarnos al menos durante las siguientes doce horas.

Si seguimos estos pasos nuestro rostro se irá renovando una vez al año como mínimo con lo que podremos recuperar toda la luminosidad que vamos perdiendo a consecuencia del maquillaje, de la contaminación o del tabaco entre otras muchas causas.

De cualquier manera, aunque nos hagamos una limpieza de cutis en casa cada cierto tiempo, es recomendable que acudamos a un profesional de vez en cuando, donde con máquinas especiales y con cremas específicas, nos realizarán una profunda limpieza de cutis. Además cada día existen más ofertas que nos permitirán lucir una piel luminosa y sana por muy poco dinero.

A %d blogueros les gusta esto: