Claves de una alimentación idónea para controlar la diabetes

Uno de los problemas de mayor importancia en cuestión de salud en la actualidad, es la diabetes mellitus que se estima afecta a casi treinta millones de personas en todo el planeta y que está considerado como el problema de tipo endocrino más grave de este siglo. Claves de una alimentación idónea para controlar la diabetes

Diabetes mellitus

Este tipo de enfermedad necesita de un control estricto y la alimentación está directamente implicada en su prevención. Por ejemplo la diabetes conocida como del adulto o de tipo II se debe sobre todo, aparte  de de la predisposición que puede existir genética, a diversos factores alimentarios  como una alimentación industrializada o a la obesidad así como a un sedentarismo excesivo, por eso resulta tan importante seguir una serie de consejos para prevenir y tratar la diabetes.

Nivel de glucosa en la sangre

Es muy importante consumir alimentos que tenga un bajo índice glucémico por lo que deben evitarse los azúcares más simples siempre que sea posible, sin llegar a eliminarlos de una manera absoluta de la dieta, pero optando siempre por los que no contengan glucosa, como por ejemplo la fructosa, recomendándose el consumo de alimentos que sean ricos en fibra y de cereales integrales.

Nivel de lípidos en sangre

Es necesario evitar alimentos que sean ricos en colesterol por la relación existente entre el metabolismo de los lípidos y de los glúcidos, ya que son uno de los grupos principales de las enfermedades de tipo cardiovascular.

Aporte de sodio en la alimentación

El riñón es el órgano normalmente más afectado por las personas diabéticas debido al trabajo que tienen que realizar extra para lograr eliminar el exceso de los cuerpos cetónicos que se van formando cuando nos falta insulina, por lo que un exceso de sodio puede llegar a resultar bastante peligroso. De igual manera la hipertensión arterial suele ir asociada a la diabetes en una gran mayoría de los casos.

Práctica regula de ejercicio

Además de ayudar a controla el sobrepeso, el ejercicio físico elimina toxinas y sodio a través del sudor, aunque es necesario prever que al hacer trabajar nuestros músculos se incrementa el consumo de glucosa.

También resulta importante saber que un exceso de grasa corporal puede hacer más difícil utilizar la propia insulina a las personas que padecen diabetes del tipo II.

Alimentación adecuada

En cualquier caso y sobre todo en personas que padecen este tipo de diabetes, la alimentación tiene que ser lo más variada posible para que se tengan muchas mas posibilidades de conseguir los minerales y las vitaminas necesarias, por lo que debe prestarse especial atención al nivel de zinc y de cromo que resultan críticos para una correcta respuesta de la insulina.

Fruta fresca, verduras frescas, ya sean preparadas al vapor o crudas, cereales integrales, yogures naturales y evitar el consumo de comidas preparadas, de conservas, de pastelería o de helados industriales, son algunas de las pautas que también deben seguirse en caso de padecer este tipo de diabetes.

A %d blogueros les gusta esto: