Claves para ser una chica que deja rastro

Cada mujer tiene algo en su personalidad que la convierte en única e irresistible.

Pero si además de eso, quieres convertirte en una mujer: Claves para ser una chica

Preparada… Lista… Ya: – Estar sin pareja no te hace sentir insegura: No importa si te han dejado o todavía no has encontrado a tu media naranja. Estar sola no es pecado ni va a impedirte disfrutar de tu vida. Te sientes muy cómoda yendo sin pareja a una cena de amigos o a una fiesta de casamiento, ¿Pues acaso no es esta una ocasión ideal para conocer solteros?. Por supuesto que adorarías conocer a alguien, pero tienes bien en claro que tu felicidad no depende exclusivamente de esa cuestión.

– A veces el placer, y otras el trabajo: A la hora de pasarla bien no tienes reparos. Vas a fondo y sin relegar lo que te gusta, eso sí: de la misma manera que eres capaz de amanecer muerta de risa en un after hour, pones tu mejor cara de profesional en la entrevista de trabajo que tienes un par de horas mas tarde. Pues el sentido del deber esta incorporado en tu forma de pensar, al mismo tiempo que tus obligaciones no impiden que sigas disfrutando de tus momentos de placer.

– La competencia femenina: Criticar a otras mujeres porque tienen un buen cuerpo o un pelo divino es para las inseguras. Es como despreciar a Picasso porque no puedes pintar un cuadro. Por el hecho de que exista una mujer más linda, más flaca o más sexy que tu no debes sentirte amenazada. De hecho, debes ser capaz de elogiarla tanto como lo harías con un bombonazo.

– No eres esclava de tu look: ¿Rechazar la invitación de un compañero de oficina –que está divino- por no desarmar la planchita que con tanto esmero te haces a cada mañana? ¡Ni loca!. Tampoco eres de esas que se levantan 1 hora antes que tu chico para amanecer “casualmente” como una diosa, sin rasgo de mal aliento y sin un pelo fuera de lugar. Tienes bien en claro que no vale la pena perder tiempo en arreglarte en una situación que no lo amerita, sobre todo si ese tiempo puede brindarte más placer que salir corriendo de la cama.

– Eres una excelente “socializadora”: En las reuniones tienes la capacidad de hacerte notar, hasta te las ingenias para sacar temas de conversación interesantes en medio de un silencio incómodo. La gente que posee el talento para hacer relaciones públicas sabe medir perfectamente el humor de su audiencia. Y saben encontrar el momento justo para meter un chiste o para contradecir la opinión de alguien y hacer la charla más interesante.

– Te ríes de tu persona: Mucha gente, ante una situación vergonzosa, trata de zafarse a cualquier precio, o incluso hacer que no ha pasado nada. Es el caso de la clásica chica que se tropieza y se muere de vergüenza. Pero no es tu caso. En tus errores, eres capaz de encontrar la oportunidad de transformar un acto patético en un momento divertido.

– Adoras las fiestas VIP: Conoces todos los secretos para autoinvitarte a un evento importante o para ingresar en el VIP del boliche. Desde ponerte un vestido ultra sexy hasta entrar como si fueras la dueña del lugar. Te gusta estar al día con el circuito fashion, y tienes en claro que, si bien siempre existe una posibilidad de que te reboten, tienes en claro que la mejor forma de evitar semejante bochorno es simular que eres parte de ese círculo selecto.

– Tienes un pasado: Todo el mundo tiene algo que ocultar. Y tu no eres la excepción a la regla, pero tampoco te quita el sueño lo que puedan decir los demás sobre tu persona. No entiendes como el resto de la gente tiene tiempo para ocuparse de tu vida, pero al mismo tiempo la cuestión es una señal clave de que eres una mujer que da que hablar.

A %d blogueros les gusta esto: