Cómo curar las uñas encarnadas?

Los pies son una de las partes del cuerpo que más cuidan las mujeres, pero a veces tienen que soportar los dolores e incomodidades que causan las uñas encarnadas, las cuales muchas veces no saben como erradicar. Cómo curar las uñas encarnadas? Es un problema que puede presentarse en cualquier momento y es bastante incomodo, doloroso y antiestético, por lo que muchas chicas no saben a quién acudir, que aplicarse o que hacer o dejar de hacer para evitar que las uñas sufran este terrible proceso.  Las razones para que aparezcan son muchas, desde la forma de la uña, la disposición hacia los dedos, los zapatos muy ajustados o la visita a una pedicurista que comenta algún error. Para eliminarlas, basta con hacer un sencillo pero cuidadoso proceso:

– Lo primero es remojar los pies en un tazón con agua caliente, no hirviendo, pero si a una temperatura que se pueda soportar. La idea de esto es que los pies se puedan relajar por un tiempo, entre 15 a 30 minutos, además de ablandar los cueritos y la uña que está enterrada en la piel. Si se hace por lo menos dos veces a la semana, los resultados serán mejores. 

– Hay que tener listo un kit de herramientas necesarias para eliminar los cueros y cosas que hacen infectar las heridas  y que aparezcan los hongos. Para ello es indispensable que al lado se tengan un trozo de algodón, un par de pinzas o un corta cutículas. El corta uñas es poco aconsejable, pues no se calcula bien cuanto se debe cortar y puede que el problema empeore. 

– Lo que si es necesario, es cortar las uñas cada vez que empiecen a crecer, justamente para evitar que se empiecen a encarnar, porque a muchas de las chicas las uñas les crecen en forma irregular y es fácil que se presente esta situación. La mayoría de veces es el dedo pulgar el que sufre, pero la mejor manera de evitarlo es la higiene y el cuidado. Si se ponen los pies en las manos de una estética, hay que saber encontrarla, pues algunas pueden tener más o menos talento y en medio de los errores que comenten, infectar las uñas de los pies. 

– Con respecto a la uña, una vez reblandecida por el agua caliente y con ayuda de las pinzas, hay que levantarla e insertar un poco de algodón bajo ella, justo en la parte infectada o adolorida, para que la uña no tenga un contacto directo con la piel y poco a poco la herida empiece a sanar. El objetivo también es sacar la uña del orificio que hizo dentro del dedo y evitar que se encarne de nuevo, pero lo que hay que tener en cuenta es que el algodón debe cambiarse preferiblemente todos los días y que el tamaño no sobrepase una pequeña esfera. 

– No hay que hacer demasiada presión pues el daño será peor, simplemente posicionarse para hacer una separación entre piel y uña, evitar sangrado, infecciones, materia y hongos. 

– En el caso en que se produzca una infección, se pueden aplicar algunas cremas o pomadas que reducen la infección en la uña. Por último, para los momentos en que no sea necesario usar zapatos, es bueno dejar el pie al aire libre, incluso sin medias, para que no haya presión sobre el dedo y la herida. 

A %d blogueros les gusta esto: