Cómo elegir la mejor protección solar según tu tipo de piel

El verano ya ha llegado y por consiguiente el sol y las altas temperaturas junto con las largas jornadas de sol en la playa, en la piscina o simplemente paseando por la calle. Por eso hay que proteger la piel en todo momento con cremas de protección solar para evitar males mayores. Cómo elegir la mejor protección solar según tu tipo de piel

Protección solar

Uno de los mayores atractivos del verano es la posibilidad de ponerse morena y lucir una piel sana, brillante y bronceada con la llegada del buen tiempo, pero hay que hacerlo con precaución siguiendo un proceso. Y es que cada día estamos más concienciadas de la gran importancia que tiene el uso de una crema con protección solar, pero en numerosas ocasiones no se sabe cuál elegir correctamente, ni siquiera con qué frecuencia se debe aplicar.

Descubre una serie de pautas que te ayudarán a descubrir qué tipo de piel es la tuya y por tanto que nivel de protección necesitarás.

En el tipo I y II se encuentran las pieles muy sensibles y blancas y suelen ser personas  que tienen los ojos claros, el pelo pelirrojo o rubio y normalmente pecas. Por regla general no suelen broncearse y se queman con facilidad. En este caso el factor de protección solar recomendado es el  50.

El tipo III pertenece a u na piel fina, clara y sensible que suele conseguir un bronceado ligero después de varios días. El factor de protección que se recomienda es entre el 30 y el 40.

El tipo de piel IV es un tono de piel claro o moreno claro y resiste bastante mejor al sol. En este caso el factor de protección solar recomendado es el 20.

Por último está el tipo V y VI y se trata de una piel resistente y gruesa, cuyo color natural va del moreno claro hasta un tono más oscuro. Se broncea con facilidad y es bastante difícil que se queme, pero ello no significa que no necesite ningún tipo de protección solar. El recomendado es el 15.

En cualquier caso y sea cual sea el tipo de piel que se tenga, lo más recomendable para todas ellas es usar para el rostro un factor de protección solar del número 50 para así poder prevenir el envejecimiento prematuro de esta zona del cuerpo.

Hoy en día lo más recomendable es usar el factor de protección solar recomendado según el tipo de piel a diario debido al aumento de radiaciones solares. Se vaya o no a tomar el sol en la playa o en la piscina, recomendamos la utilización de cremas con protección en el momento en que se vaya a salir a la calle. Por suerte en la actualidad la mayor parte de las cremas solares e incluso muchos maquillajes llevan incorporados ya protección para el sol.

A %d blogueros les gusta esto: