Cómo hacer un portacepillos para el baño

Hoy vamos a fabricar un portacepillos para nuestro baño. Cómo hacer un portacepillos para el baño En la manualidad vamos a utilizar un bote de tomate o similar que no nos sirva, reciclando una vez más objetos que pensábamos no usaríamos más.

Otro de los objetos a utilizar es la tapa para el bote, la cual la podrás conseguir de algún frasco u otra conserva que la tenga. Si esta tapa es demasiado grande en el artículo te explicaremos cómo adecuarla al bote.

Materiales para su elaboración:

– Bote de conservas
– Tapa
– Arcilla
– Pintura de colores
– Pincel
– Máquina de taladrar
– Broca
– Rotulador endeleble

Manos a la obra:

1) Vamos a limpiar bien el bote, quitándole la etiqueta. Si no nos resultase fácil quitarla, la dejaremos en remojo unas horas.
2) Mientras se seca el bote vamos a taladrar la tapa, marcando cuatro agujeros con el rotulador y después haciéndoselos con una broca adecuada.
3) Si la tapa es grande, la adecuaremos con un poco de arcilla hasta que encaje en el bote.
4) Mientras se seca la arcilla, podemos pintar el bote del color que creamos oportuno.
5) Cuando esté seca la pintura, seguramente estará seca también la arcilla, pudiéndola encajar en el bote.

Y ya tenemos nuestro portacepillos para el baño.

A %d blogueros les gusta esto: