Un atractivo frasco para la cocina

Vamos a elaborar una manualidad muy útil para colocar algunas cosas de cocina. Un atractivo frasco para la cocina Esta manualidad la haremos con material reciclado, en este caso con un bote de café instantáneo y en ella podremos colocar, por ejemplo, pasta para la sopa, arroz, o incluso frutos secos.

Te he propuesto como dibujo un bonito gatito, pero las opciones son muy diversas e igualmente bonitas y divertidas, pudiendo crear si lo deseas, por ejemplo, un juego de animales con los frascos pintados.

Materiales para su elaboración:

–    Frasco de café
–    Pincel
–    Pinturas acrílicas
–    Alcohol de quemar
–    Barniz
–    Etiquetas
–    Rotulador

Manos a la obra:

1)    Lo primero que haremos es limpiar bien el bote con agua caliente y jabón, teniéndolo en un barreño unas cuantas horas para intentar quitar las pegatinas del frasco.
2)    Si con el proceso anterior no pudiéramos quitar del todo las etiquetas, usaremos alcohol de quemar y las eliminaremos con bastante facilidad.
3)    Comenzaremos pintando el frasco, procurando darle mucho colorido. Nosotros te mostramos un modelo de rayas, pero puedes hacer otro con círculos, flores o cualquier otra forma que se te ocurra. Todos quedarán muy decorativos allí donde los coloques.
4)    Debemos pensar que la tapa será la cabeza del animal, por lo que deberemos ajustarnos a ella.
5)    Una vez seca la pintura podemos barnizar el frasco.

Cuando esté seco el barniz, ya lo podemos rellenar con aquello que habíamos pensado. Sólo falta ponerle una etiqueta y escribir lo que contiene dentro.

A %d blogueros les gusta esto: