Un atractivo imán recordatorio para el refrigerador

Con la siguiente manualidad podremos elaborar fácilmente un bonito imán para nuestro frigorífico, con materiales que en muchas ocasiones no pensamos en que sea posible reutilizarlos. Un

En esta ocasión, haremos un imán que nos servirá para poner nuestros comunicados en la nevera, para que no se nos olvide nada o bien para escribir aquellos que debemos adquirir en nuestras compras.

Materiales para la elaboración del iman recordatorio

Pegamento
Trozos de imán.
Retazos de tela, papel decotativo o dibujos de comics.
Pinzas de la ropa.
Lápiz
Tijeras

Manos a la obra:

Coloca la pinza en el trozo de tela, papel decorativo o similar, para calcular exactamente el tamaño de la pinza y, por consiguiente, el trozo a recortar.

Recortaremos la tela y la pegaremos en un lateral (en el canto) de la pinza de la ropa.

Debemos intentar que no quede ninguna burbuja de aire en el trozo de tela cuando la estemos colocando. Si han salido algunas, deberemos presionar en un lateral de la tela mientras que hacemos un movimiento de alisado, hasta que las burbujas desaparezcan.

Después de que esté seco, colocaremos en el otro lateral el imán, pegandolo también.

Una vez que esté totalmente seco, ya podremos colocarlo en la nevera para poner todas las notas en un mismo punto y recordar las cosas que creamos oportunas, como cerrar la puerta de la nevera por ejemplo.

A %d blogueros les gusta esto: