Cómo hacer unas macetas de mosaico

Hoy vamos a elaborar una bonita manualidad en la que las protagonistas serán las macetas de barro. Cómo hacer unas macetas de mosaico La macetas de barro, por regla general, se puede combinar con un gran número de artículos u objetos, incluso podemos decorarlas de una gran gama de colores o haciendo un mosaico, como haremos hoy.

Estos mosaicos los podemos conseguir en alguna tienda de ladrillos o cerámicas, donde es posible que nos salgan muy bien de precio o incluso gratis, ya que te los pueden dar de baldosas que a ellos se les rompen.

En este mismo sitio, podemos solicitar una pasta para poder adherir los mosaicos a la maceta.

Materiales para su elaboración:

– Macetas de barro
– Mosaicos
– Pasta adherente para cerámica
– Paleta
– Molde
– Rotulador endeleble
– Trapo

Manos a la obra:

1) Lo primero que deberemos hacer es limpiar bien la maceta, incluso si es nueva, ya que así nos garantizamos que la pasta coja mejor los mosaicos.
2) Una vez bien limpia, pondremos el molde del dibujo encima de la maceta y a continuación lo remarcaremos con el rotulador endeleble.
3) Fijándonos en el dibujo, comenzaremos a pegar los mosaicos de colores, adhiriendo uno a uno, encima del dibujo.
4) Pasaremos un trapo de vez en cuando para quitar el exceso de pasta que vamos poniendo.
5) A medida que veamos que los mosaicos están casi pegados, podemos crear entre ellos una pequeña separación, un pequeño margen entre ellos.
6) Cuando estén todos puestos, deberemos dejarlos secar aproximadamente 24 horas.

Cuando transcurra ese tiempo podemos comenzar a rellenar nuestras macetas con tierra y las plantas o flores que más nos gusten.

A %d blogueros les gusta esto: