Un bonito archivador hecho con cajas de cerillas

En nuestra manualidad de hoy vamos a elaborar un original objeto, se trata de una archivador con cajas de cerillas. Un bonito archivador hecho con cajas de cerillas Veremos pues que, a las cajas de cerillas, una vez que las hemos terminado, podemos darles aún otro uso, en lugar de tirarlas en la papelera o la basura, de esta manera ponemos nuestro grano de arena en la conservación del medio ambiente, al mismo tiempo que tenemos la satisfacción de tener un objeto atractivo hecho por  nosotros mismos.

Por supuesto, se trata más que nada de una miniatura, pero en la cual, si lo deseamos, también podremos guardar algunas cosas de pequeño tamaño.

Como veremos, la manualidad es bastante sencilla y puede ser un regalo perfecto para la persona adecuada.

Materiales para su elaboración

–    4 Cajas de cerillas
–    Papel de fieltro de 5 colores
–    Pegamento
–    Tijeras
–    Cinta celo
–    Botones de metal pequeños

Manos a la obra

1)    Nuestro primer paso será desmontar las cajas y cortar el cajetín para hacer lo que será el armazón del archivador
2)    Ponemos las cajas una encima de la otra, con la intención de saber las medidas que tendrá el archivador.
3)    Ahora vamos a crear el contorno del archivador, montándolo y pegándolo con el celo.
4)    Una vez creado, vamos a montar la parte trasera del armazón para lo que nos serviremos de la parte de arriba y la de debajo de la cajetilla y la pegaremos  de forma vertical con la cinta de celo. Si sobrara la cortaríamos con las tijeras.
5)    Ahora pegaremos la parte trasera al archivador.
6)    Cuando esté seco, pegaremos el fieltro al armazón, forrando el mismo.
7)    Con los cajetines haremos lo mismo, es decir, pegaremos el fieltro con colores, distintos en cada uno de los cajetines.
8)    Cuando esté seco, pegaremos el botón pequeño de metal en cada uno de los cajetines.

Y ahora sólo queda meter los cajetines en el armazón y ya tendremos nuestra miniatura de archivador.

A %d blogueros les gusta esto: