Consejos para tener una boda de ensueño sin arruinar el bolsillo (Parte I)

Si se tiene prevista la fecha para la boda y ya se está pensando en los preparativos, se debe tener en cuenta que no es necesario contar con grandes cantidades de dinero para llevarla a cabo. Es posible tener la boda soñada y ahorrar dinero siguiendo los consejos que se presentan a continuación. Consejos para tener una boda de ensueño sin arruinar el bolsillo (Parte I) Una boda está compuesta por muchísimos detalles que hacen la diferencia, y es muy importante para todas las personas que realizan una boda que todo esté perfecto. Pero se puede contar con un gran lugar de celebración, un buen banquete, un hermoso vestido y excelentes fotógrafos sin tener que endeudarse. Solo es necesario contar con una buena organización y un poco de ingenio para poder ahorrar buen dinero sin que la boda se desmerezca de ninguna manera.
Lo mas importante es tener en claro que «no siempre lo más caro es lo mejor«, y que además lo importante de la boda es el acto de unión entre dos personas, ya que justamente es la celebración de esa unión, por lo que el factor más importante son los novios en cuestión. De esta manera debe ser su gusto y sus posibilidades quienes marquen el estilo de la boda, y no los gastos innecesarios generados por complacer expectativas de familiares y amigos

Fecha y lugar de la boda
Requiere de tiempo planificar todos los aspectos de una boda, por lo que generalmente se debe empezar con los preparativos alrededor de un año antes o al menos con seis meses de anticipación. El primer paso es elegir el lugar y fecha, dos elementos claves en los que se puede ahorrar mucho dinero.
En cuanto a la fecha, muchas personas eligen la primavera o el verano para realizar la boda, lo que dispara significativamente los precios de los salones de fiesta en esas épocas. Es mejor elegir una fecha de otoño o invierno que reducirá bastante el costo e igualmente la boda será magnífica. También optar por hacerla un viernes o un domingo en la tarde puede significar un abaratamiento extra.
En cuanto al lugar, el tamaño es un gran indicador del precio. Se puede encontrar un salón con gran decoración y estilo a un precio accesible si se acepta disminuir la cantidad de invitados. Esto no significa dejar a alguien afuera, sino tachar de la lista a aquellas personas que no son parte importante de la vida uno, como parientes lejanos, algunos compañeros del trabajo, amigos con poco contacto, etc. 

Invitaciones 
También se puede generar un gran ahorro en las invitaciones sin quitarles estilo. Después de todo la meta de la invitación es informar a los invitados que se realizará la boda y que se requiere su asistencia, así que si se tiene en mente esa meta se puede abaratar mucho el costo. 
Para los familiares y amigos más cercanos se puede gastar un extra en las invitaciones, ya que seguramente las guardarán como un recuerdo de este momento tan importante. Pero si se trata de compañeros del trabajo y personas que seguramente no le darán importancia a la invitación en si sino solo al mensaje, se les puede hacer una pequeña tarjeta personal que solo incluya el nombre de los novios, la fecha y dirección del evento. O bien se puede optar por hacerles llegar las invitaciones por correo electrónico, ya que hoy en día es posible armar invitaciones personalizadas en algunas páginas de internet muy hermosas y eficientes sin ningún costo.

A %d blogueros les gusta esto: