Consigue un rostro sin brillos y uniforme

En verano especialmente, los cutis que son grasos o mixtos cuentan con un problema añadido: el sudor. Para que la piel no se te llene de brillo si es tu caso, extrema los cuidados con los siguientes consejos. Consigue un rostro sin brillos y uniforme

Unos cuidados con unos efectos milagrosos

La humedad ambiental y el calor además de estimular las glándulas sebáceas y aumentar el riesgo de la aparición de granitos, licua la grasa, lo que provoca la aparición de brillos especialmente en la frente, barbilla y nariz. Para evitarlo debes utilizar hidratantes ligeras. Haz una revisión a los cosméticos que normalmente utilizas, especialmente a las cremas de día para cambiarlos por fórmulas que sean más acuosas. Aquellos productos que son específicos para las pieles mixtas suelen resultar muy adecuados durante la época estival, ya que aportan la humedad sin añadir grasa y reducen la producción de la misma.

Los productos matificantes se pueden encontrar en crema, gel o fluido y ayudan a eliminar la grasa del cutis al momento. Se pueden extender sobre el maquillaje incluso y conseguirás un resultado espectacular que te durará horas.

También puedes optar por algunos remedios naturales como una infusión de romero que deberás aplicar en frío sobre la cara como si fuera un tónico para ayudar a regular la producción de la grasa y reducir así los brillos. También podrás usar mascarillas de yogur, de pepino o de tomate.

Una limpieza diaria

Para intentar combatir este problema resulta imprescindible mantener la piel libre de impurezas y limpia siempre. Se puede conseguir utilizando un gel limpiador al agua dos veces cada día y si tienes la piel muy delicada podrás usar agua micelar, una fórmula que es algo más suave pero igual de efectiva.

Además una vez por semana debes realizar una exfoliación para desincrustar los  puntos negros. Igualmente se puede utilizar a diario una crema que contenga ácido salicílico puesto que es ideal para evitar la acumulación en los poros de la suciedad.

Aplica una vez por semana o cada quince días una mascarilla depurativa que eliminan las impurezas e iluminan el rostro. Si utilizas una de arcilla blanca, conseguirás también regular la producción de la grasa.

Maquillajes resistentes al calor

 Para obtener los mejores resultados durante el verano a la hora de maquillarse, lo único necesario es elegir bien tus productos. Para ello comienza con una base que no tenga grasas añadidas que ayudan a dar color a la piel sin aumentar el riesgo de la aparición de brillos. Los papeles matificantes también resultan muy eficaces para eliminar los brillos. Se aplican sobre la zona presionando ligeramente y absorben al momento la grasa.

Con unos polvos traslúcidos se logra dar a la piel un aspecto aterciopelado y mate que además reducen los brillos. Los productos mate también son muy efectivos. Deberás evitar las sobras brillantes en los ojos y el gloss en los labios, ya que ambos aumentan la sensación de brillo además de que desaparecen muy poco tiempo después de haberse aplicado.

A %d blogueros les gusta esto: