Cuestión de escotes…

El escote suele ser el foco de atención predilecto de las mujeres para atraer a los hombres; nada despreciable a la hora de realizar una conquista.

Pero también el escote puede servirnos para realzar nuestra figura, disimular ciertas partes y hacernos ver divinas si es que sabemos elegir el que mas nos conviene.
En definitiva Cuestión de escotes... Hay prendas femeninas que no son nada fáciles de elegir. Un traje de baño, el sostén adecuado o la elección de un buen escote que nos favorezca, son elecciones que llevan su tiempo, pero todo resulta más fácil si tenemos ciertos conocimientos objetivos de las nuestra anatomía y el tipo de prenda que mejor se sienta. El escote puede ser discreto, atrevido, elegante o sensual. La elección de uno u otro dependen de la forma del pecho, cuello y principalmente del estilo que se quiera conseguir. Veamos ahora los distintos tipos de escote:

  • Barco: Tiene forma de pico profundo y a veces deja ver los hombros. Es un escote muy femenino y apropiado para quienes tienen mucho pecho.
  • Cuadrado: es perfecto para cualquier tipo de prenda. Alarga el cuello y disimula los hombros caídos. Si es amplio y con tiras gruesas, ayuda también a disimular el busto.
  • Cuello alto: Incluye distintos modelos, con solapas o botones y se adapta a diferentes estilos de vestir. No es el más recomendable para mujeres con mucho busto.
  • Strapless: Pueden utilizar este escote quienes tengan hombros bien formados y brazos delgados. Puede terminar en pico, en forma de corazón o redondo.
  • Redondo: Es un escote discreto, que favorece a todo tipo de cuerpo. Se combina perfectamente con cualquier tipo de manga o corte
  • En pico: Estiliza mucho cualquier parte del cuerpo. Destaca las curvas de un busto prominente y hombros bien delineados.

Ahora que ya sabes cuales son los distintos escotes, te damos las pautas de cómo elegir el mejor escote para ti:

  • Si tienes un cuello largo y fino, el mejor escote son los cuellos vueltos, los de piel, o estilo barco.
  • Si tienes un cuello corto y fino, son ideales los escotes amplios, cuadrados, redondos, en pico o botes, por supuesto, mientras mas grandes, mejor.
  • Si tienes un cuello corto y ancho, lo mejor en estos casos es lucir los hombros, para eso son buenos los strapless y los cuellos botes bien amplios.

Otros puntos a tener en cuenta son los siguientes: El escote no debe nunca mostrar demasiado, sino sugerir. El exhibir en exceso resulta vulgar y no queda nada delicado en una mujer. Es muy importante cuidar la piel del cuello y pecho porque si esto no se hace, aunque el escote sea el apropiado se verá mal. Hay que prestarles los mismos tratamientos que al rostro. Limpiar, tonificar, extender una crema hidratante y una vez por semana colocarse una mascarilla. Para mujeres de más de cuarenta años que quieren lucir impecables, el cuidado de la piel es imprescindible para lucir un escote saludable. Y por supuesto, lo mejor es elegir colores que nos iluminen, que se lleven bien con nuestro tono de piel para lograr resultados óptimos.

A %d blogueros les gusta esto: