Curar cualquier trastorno digestivo con la fitoterapia. Parte I.

Para beneficiarnos de las virtudes de esta ciencia, tan sólo es necesario saber que planta es la que debemos tomar dependiendo de la situación en concreto y saber como prepararla para que surta los efectos deseados. Curar cualquier trastorno digestivo con la fitoterapia. Parte I.

Acacia – Angélica – Anís

La flores de la primera planta están especialmente indicadas cuando existe una diarrea que viene acompañada con trazas o con emisión de sangre. También se recomienda cuando existe una digestión pesada o cuando existe una inflamación en el intestino, especialmente en el colon y que se suele presentar con dolor en el abdomen y una evacuación mucosa. Par combatir estos problemas, tan sólo se debe preparar una cuchara en un vaso de agua y tomar con moderación hasta que se consigan controlar los síntomas.

Para aliviar un dolor de estómago, nada mejor que usar las semillas y las raíces de la angélica que pueden beberse habiendo colocado aproximadamente 15 gramos en un litro de agua y dejar que hierva durante 15 minutos. Se deja enfriar la infusión y se cuela para proceder a tomarlos durante cuatro veces al día después de las comidas preferentemente.

El anís es una planta que cuenta con flores de color blanquecino y con unas semillas de olor y de sabor aromático, que son utilizadas a la hora de elaborar algunos licores y flores, siendo excelente para calmar los síntomas de cualquier indigestión. Se puede hervir un puñado de las semillas de anís en un litro de agua para filtrarlo y beberlo después de cada comida.

Boldo – Borraja – Caléndula

Las infusiones preparadas con boldo son unos de los mejores remedios que se pueden preparar en casa para conseguir aliviar cualquier trastorno digestivo. Su acción está concentrada sobre todo en las afecciones del hígado y actúa como un calmante moderado dentro del aparato digestivo. Puede preparase una infusión con una cucharada pequeña de hojas desmenuzadas de boldo, para tomarla una o dos veces al día, preferiblemente en ayunas.

Las hojas de borraja cuentan con la ventaja de poder consumirse crudas añadiéndolas por ejemplo, a las ensaladas. Esta planta combate el estreñimiento gracias a sus propiedades adherentes y viscosas y funcionan perfectamente contra cualquier tipo de insuficiencia biliar. La manera más adecuada de prepararla es al vapor para que no pierda la gran riqueza que contiene de minerales. Tomada en infusión cuenta con una gran acción depurativa para lo que es necesario verter en agua hirviendo, unos diez gramos de esta planta y dejarla reposar durante diez minutos para ingerirla posteriormente dos o tres veces al día.

Los poderes curativos de la caléndula se han comprobado de una manera científica resultando perfecta para cualquier trastorno de tipo hepático o intestinal. Puede tomarse su zumo fresco para preparar una deliciosa tisana  preparada con una cucharada pequeña de la planta en agua hirviendo, con lo que se conseguirán controlar los vómitos provocados por cualquier tipo de trastorno intestinal,  en caso de que existan. Se recomienda su consumo durante dos o tres veces al día mientras existan las molestias.

A %d blogueros les gusta esto: