Decorar con discos de vinilo

Es muy probable que más de uno de nosotros tengamos en casa algún disco de vinilo, que, dada su antigüedad, quizá no se escucha bien, y que lo tengamos sólo porque nos da pena desprendernos o por cualquier otra razón. Decorar con discos de vinilo Si deseamos dar un último uso a éste o a otros discos y tenerlos  a la vista, sin tener que deshacernos de los mismos, hoy vamos a presentar una serie de ideas para que esto pueda ser posible.

Todo depende de nosotros, pero si deseamos darle a una habitación un estilo más chic o pop art, podremos decorar la pared con los discos al estilo de la fotografía.

Otros objetos que podemos crear son:

Tarjetero

Materiales:

Disco de vinilo (single)
Serreta de corte de madera
Madera plana grande y madera de grosor medio
Fuente de calor

Paso a paso

a)    Cogemos el disco y lo llevamos a una fuente de calor y cuando veamos que el disco se vuelve blando, lo ponemos en la madera plana y con la madera gruesa le damos la forma de ésta, presionando enmedio para que el tarjetero quede equilibrado.
b)    Dejaremos enfriar y, cuando esté totalmente frío, comenzaremos a realizar cortes en el single para poder poner en ellos las tarjetas.
.

Reloj estilo Dalí

En un anterior articulo, ya hablamos de la posibilidad de fabricar un reloj con un disco de vinilo, en esta ocasión lo haremos al estilo Dalí.

Materiales:

Disco vinilo (maxi single o LP)
Maquinaria de reloj
Madera plana grande
Madera gruesa

Manos a la obra

a)    Lo primero que haremos es llevar el disco a una fuente de calor para doblar el trozo que servirá luego de soporte, para lo cual trazaremos imaginariamente una línea (que podría ser un cuarto del disco).
b)     Pondremos al fuego el disco (de momento esa parte que hemos comentado) y cuando veamos que se vuelven un poco blando lo pondremos en la madera grande y con la madera gruesa lo terminamos de doblar, pensando que esa parte es la que sujetará el disco.
c)    Dejaremos secar.
d)    Cuando esté seco, continuaremos haciendo nuestro reloj blando, llevándolo al fuego, y procurando no pasarnos. En cuanto veamos que se dobla el disco un poco lo apartamos del fuego, así hasta que tengamos todos los trozos blandos que deseemos.
e)    Dejamos secar de nuevo.

Una ves seco, le podremos la maquinaria y ya tenemos nuestro reloj de estilo Dalí.

A %d blogueros les gusta esto: