Diez lugares imperdibles en Japón

Si vas a viajar por primera vez a Japón, existen algunos lugares que no debes perderte por nada del mundo. Si quieres descubrir cuáles son, continua leyendo.

Tokio

La capital de Japón está considerada como una de las ciudades más activas y desbordantes de toda Asia, donde el caos y el orden conviven con total normalidad. Y es que en medio de rascacielos de cristal, cruces caóticos y luces fluorescentes, también hay jardines, parques y templos budistas que son un verdadero remanso de paz. Incluso hay islas perdidas en mitad del Pacífico, como las pertenecientes al archipiélago de las Ogasawara.

Kioto

La más bonita y tradicional ciudad japonesa, consiguió librarse de las bombas durante la Segunda Guerra Mundial, por lo que en la actualidad puede continuar exhibiendo su sus magníficos jardines y templos únicos en el país, como por ejemplo el santuario Chion-in, el bosque de bambú de Arashiyama o el Fushimi Inari.

Monte Fuji

Imagen icónica de Japón con sus casi cuatro mil metros de altura, el monte Fuji es un perfecto cono volcánico hasta cuya cumbre puede subirse por diferentes rutas, aunque solo durante el verano. La mejor manera de contemplar esta maravilla de la naturaleza considerada como Patrimonio de la Humanidad, es desde algunos de los lagos que tiene a sus pies, como el de Kawaguchiko.

Kumano Kodo

Es uno de los caminos más conocidos de peregrinación de Japón y una buena manera de disfrutar del senderismo, del silencio, de antiguos santuarios y de una espectacular naturaleza. Y es que no solo se trata de un camino, sino que es una gran red de diferentes itinerarios que llevan transitando los peregrinos durante más de mil años y que conecta los tres santuarios más importantes de Kumani, el de Hongu Taisha en la ciudad de Hongu, el de Hayatanma Taisha en la ciudad de Shingu y el de Nachi Taisha en Nachi.

Miyajima

Cerca de Hiroshima se encuentra uno de los santuarios sintoístas más bellos de todo Japón, formado por diferentes edificios y ubicado en un entorno natural espectacular, con un gigantesco torii de 16 metros de alto que se levanta sobre las aguas. Si tienes la suerte de que tu visita coincida con algunos de los espectáculos que tienen lugar como ofrenda a los dioses, no podrás olvidarlo.

Koyasan

En el monte Koya se enconde uno de los destinos más famosos de peregrinación de Japón, de hecho es el centro neurálgico del budismo esotérico o shingon que llegó a este país hace más de mil doscientos años. Lo mejor que se puede vivir aquí es pasar una noche en un shukubo, uno de los muchísimos templos que tienen hospedería en este entorno y donde se puede compartir el día a día con los monjes, acatando las reglas del lugar y asistiendo a sus rezos.

Osaka

Este paraíso gastronómico es conocido por sus neones, su ambiente y las fachadas de sus restaurantes, de lo más llamativas. Aquí se come a todas horas, especialmente okonomiyaki y takoyaki. Coge el metro, el tranvía o el autobús para llegar hasta Tennoji y visitar sus templos o pasear por los jardines de la fortaleza de Osaka.

A %d blogueros les gusta esto: