En busca del tacón perfecto

En el fondo, todas y cada una de nosotras adoramos los tacones, admitámoslo.
Sin embargo, nos es cierto eso de que para estar guapa hay que sufrir. Así que, he aquí unos consejos para elegir el tacón más adecuado y correcto para tus pies, y sufrimiento… al menos, la menor cantidad posible. En busca del tacón perfecto No renuncies a los tacones, pero… No maltrates a tu espalda.
Lo sabemos: Adoras los tacones, y no eres la única.

Si es que eso de ganar unos cuantos centrímetros así, como quien no quiere la cosa, nos agrada a todas delante del espejo. Y además, ¿a quién no le gusta andar por la vida pisando fuerte?

Pues eso, que renunciar a un complemento tan tentador y camelantes como los tacones es imposible. Aunque en nuestro día a día, sobre todo conforme van transcurriendo las horas y pasando la mañana, su uso no resulte tan reconfortante y ventajoso.

La gran cuestión para todas es si realmente existen unos tacones cómodos ( a la larga, me refiero) y también glamourosos. Si podemos tener a nuestro alcance el zapato de tacón perfecto, es decir uno que sea saludable tanto para nuestros pies, como para nuestra espalda.

En este artículo pretendo darte unos rápidos consejillos que debes conocer  para adecuarte a la hora de escoger un zapato de tacón, a la tipología que le va mejor a tu tipo de pie, y será por tanto más reconfortante para tus rodillas y espalda.

  1. siguiendo estos pasos tienes asegurado que si existe el zapato de tacón de ensueño lo tendrás entre tus manos, o mejor dicho, en tus pies.Nunca excedas los 10 cm de altura, porque pasando esta cifra, de cualquier modo estarás dañando tus vértebras y también la articulación de las rodillas. Unos cuantos centímetros sí, pero sin abusar.
  2. El interior del zapato debe de ser de piel, para proporcionarte así un mayor comfort y evitar que el pie no transpire. Además, si la planta es muy dura, puedes añadirle una plantilla para mayor comodidad al caminar.
  3. Es muy importante que el empeine no roce, ni te apriete. Y si es un zapato con muchos adornos, como tachuelas, deberás revisar también que éstas no te molesten en ninguna parte del pie, ya que podrían crearte incómodas yagas.

Y además, como pista para saber elegir mejor el modelo que más se adecúa a ti, tienes que conocer qué tipo de pie tienes, así que, presta atención, todo depende de la colocación de los dedos:

  • Si tu dedo gordo es el más largo de todos, tu tipo de pie es el «egipcio» y entonces, deberás evitar los zapatos estrechos y los tacones finos, ya que este es el tipo de pie que más sobre con ellos.
  • Si, por el contrario es el segundo dedo, el más largo, tu tipo de pie, es el «griego», soportarás los tacones, y podrás decantarte incluso por las puntas afiladas e ir cómodamente, siempre y cuando, claro, no sean excesivamente estrechas.
  • Y, por último, si tus dedos son más o menos del mismo tamañano, tu pie es «cuadrado», ¡y estás de suerte! porque es el que mejor tolera los tacones.

Ahora ya estás lista para salir de Shopping y elegir el modelo que más se puede adecuar a tu comodidad, ¡a que esperas! No dudes en pisar fuerte y acerte notar, ¡tú lo vales!

A %d blogueros les gusta esto: