Enfermedades infantiles: las alergias

En la actualidad las alergias se han convertido en un trastorno que día a día va en aumento. Cada vez más personas se ven afectadas por algún tipo de alergia, lo que se acentúa en el caso de los niños, más propensos a padecerlas que los adultos. en Enfermedades infantiles: las alergias En efecto, el hecho de que la piel de los bebés sea más delicada hace que sean más proclives a los procesos infecciones y a otras molestias asociadas a ellos. También, por supuesto, tiene mucho peso el hecho de que el sistema inmunológico de los niños es mucho más débil que el de las personas mayores.

Según estudios realizados últimamente, se sabe que en España de cada 4 niños uno de ellos padece algún tipo de alergia y, según los especialistas, la cifra irá en aumento para los próximos años.

Para los padres a veces es difícil saber distinguir la alergia de otras afecciones como un constipado, ya que los síntomas son muy parecidos. Éstos, en ambas enfermedades son la congestión nasal, los estornudos, los ojos llorosos,etc. Desde luego, si se observa que la dolencia no marcha es muy posible que se trate de una alergia, ya que debemos tener en cuenta que los constipados suelen durar alrededor de una semana.

Otros indicadores pueden ser que mueva o empuje su nariz para arriba muy a menudo, o que tenga los ojos rojos e irritados durante tiempo.

Son muchas las causas que provocan las alergias, (ácaros, polvo, moho…) y a veces saber cuál es la que la produce es tarea difícil. Se deberán realizar estudios médicos, teniendo muy en consideración cuál es el momento en que empieza, ya que este dato puede dar alguna pista.

Hay que tener en cuenta que la alergia normalmente tarda en desarrollarse, por lo que puede ser que no sepamos que el niño padece esta dolencia hasta al cabo de un tiempo. De hecho, las alergias que sólo se dan en temporadas concretas, no suelen manifestarse en los pequeños hasta alrededor de los 3 años.

En cuanto al tema de si las alergias son hereditarias, hemos de contestar que sí. Sin embargo, debe aclararse aquí que lo que es hereditario es la tendencia a sufrir alergias, pero la causa de la alergia puede no ser la misma. Así, un niño cuyo padre tiene alergia a los gatos tiene muchas posibilidades de tener algún tipo de alergia, pero no precisamente a estos animales, puede tenerla a otra cosa bien distinta.

Es conveniente tener lo antes posible un diagnóstico, ya que con él podremos, dentro de lo posible, intentar evitar aquello que causa la alergia en el niño o, si más no, disminuirlo dentro de nuestras posibilidades, lo cual por lo menos será un alivio.

A %d blogueros les gusta esto: