Errores que se suelen cometer en verano y que nos envejecen

Existen algunos errores que suelen producirse cada año durante la temporada estival y que logran sumar años tanto al cuerpo como a la cara. El intento de eliminar las grasas de nuestras dietas para lucir una figura bonita en esta época así como un aumento a la exposición del sol, contribuyen a acelerar el envejecimiento de la piel. Descubre cómo puedes evitar todo esto. Errores que se suelen cometer en verano y que nos envejecen

El uso de protector solar

Es habitual que solo se utilice el protector solar a la hora de ir a la playa o a la piscina, pero lo cierto es que la piel tiene que estar protegida durante todo el año, ya que la exposición a los rayos Uva es la más importante  y primera causa del envejecimiento de la piel, por lo que lo ideal sería protegerse de ellos cada vez que se vaya a salir a la calle, incluso en aquellos días que están algo más nublados.

A la hora de maquillarse

Una manera de añadir muchos más años a la cara es cargarse el rostro y el cuello con mucho maquillaje y aplicarse colores que sean pocos naturales. Además un uso excesivo de sustancias que contengan fragancias así como aditivos químicos pueden llegar a irritar la piel y empeorando mucho más su aspecto.

A la hora de dormir

El mal hábito de dormir con el rostro sobre la almohada además de provocar arrugas en él acelera su envejecimiento. El colágeno  del rostro y el tejido conectivo se van debilitando en ese lado del que siempre se duerme en la almohada. Por eso lo perfecto es dormir sobre la espalda o utilizar fundas como la seda o el satén que producen poca fricción sobre el rostro.

Las grasas en la dieta

Es habitual que al llegar el verano todas comencemos nuestra particular “operación bikini” para lucir mucho más delgadas y ello implica eliminar cualquier tipo de grasa de nuestra dieta. Pero lo cierto es que algo de grasa siempre es necesario para conseguir mantener una apariencia joven de nuestra piel. Y es que una ausencia total de la grasa en las comidas favorece la aparición de las arrugas en la piel y provocan un aspecto mucho más apagado de ésta. Por eso es aconsejable consumir grasas cardiosaludables, como por ejemplo las que provienen de ciertos frutos secos o del pescado azul.

El consumo de agua

Es normal beber agua exclusivamente cuando se tiene sed, pero es muy importante consumirla de una manera calculada y constate, ya que la sed es un síntoma de que el organismo está sufriendo una ligera deshidratación. El cuerpo tiene una composición en la que es fundamental el agua y el consumo de líquidos va a contribuir a mantener una piel bien lozana y fresca.

Siguiendo estos sencillos consejos comprobarás como tu piel luce bien bonita y radiante incluso durante los meses de verano. Ponlos en práctica y durante todo el año lucirás guapísima.

A %d blogueros les gusta esto: