¿Está interesado en ti?

Cuando comenzamos a conocer a un chico que nos interesa, muchas veces dudamos entre si sólo se está haciendo el lindo con nosotras o realmente está interesado en encarar una relación con nosotras. En esta nota, algunos detalles a tener en cuenta para descubrir la verdad ¿Está interesado en ti? No importa cuan seguros se muestren los hombres, pues prefieren cualquier cosa antes que recibir un rebote por parte de su nueva conquista. Por eso, muchas veces, en vez de avanzar frontalmente, prefieren testearnos con tácticas que bien pueden confundirse con jueguitos sensuales sin ningún interés en nosotras. Apréndete estos trucos antes de descartar al chico en cuestión por “difícil”.

  • Se manda la parte: Cuando un hombre habla acerca de sus talentosas virtudes puede ser por tres motivos: uno, tiene el ego agrandado; dos, dime de lo que alardea y te diré de que carece, y tres, es su desesperada estrategia por caerte bien en poco tiempo. Los hombres son inseguros y muchas veces se pasan de la raya en su intento por parece interesantes. Por eso, si dice algo desubicado como “Me gasté mi último sueldo en un nuevo sofá para mi casa”, deja pasar por alto este comentario y conversa un rato más con el galán en cuestión para descubrir si realmente lo hace por agrandado o su verdadera intención era no pasar desapercibido frente a ti.
  • Pregunta por tu ex: Cuando el quiere conocer tu pasado, en realidad lo que quiere descubrir es si puede tener un futuro contigo. Pues indagar sobre tus relaciones anteriores puede servirle para imaginar como sería entablar una relación con ti. Si estás interesada, no dudes en darle la información suficiente como para que el sepa que tu corazón está libre y (sobre todo) sin mochilas que cargar.
  • Te toma el pelo: ¿Recuerdas en la escuela primaria cuando ese compañero que te tenía de punto te tiraba del pelo en el recreo? Bueno, cuando a un hombre le gusta una  mujer, suele hacer estas estupideces para llamar la atención al igual que en la infancia. Y lamentablemente muchos tipos siguen haciendo uso de este recurso elemental de seducción. Por eso, si ese supuesto “antipático” te interesa, hay que aprovechar la oportunidad, pues si te gasta, también puede ser gastado. Por eso aprovecha y diviértete con esta situación en vez de descartarlo.
  • Te rechaza: Aparentemente, no somos las únicas que hacemos trampa para conseguir lo que queremos. Un hombre puede dejar pasar una propuesta tentadora sin ser necesariamente un histérico, sino con la esperanza de parecer un poquito menos disponible y, obvio, mucho más atractivo a tus ojos. Por eso, si tu nuevo Romeo se hace el difícil, no dudes en seguirle el jueguito, y si te rechaza alguna propuesta (sea una salida, o incluso un beso), dile con la mejor onda: “Ok, quizá en otra ocasión”, y de esta manera estarás dejándole vía libre para ser el que de el próximo paso.
A %d blogueros les gusta esto: