Foliculitis: mezcla entre depilación y acné

La depilación es un factor esencial para las mujeres pero al aplicarse en algunas partes el resultado obviamente es la desaparición del vello pero con un plus no tan agradable: la foliculitis o aparición de granos dolorosos y espinillas. Foliculitis: mezcla entre depilación y acné Algunas chicas tienen pieles con características especiales que generan la aparición de molestias estéticas. De acuerdo al tipo de depilación que generalmente emplean pueden generarse irritaciones o brotes si son muy sensibles o por el contrario aparecer acné, granos y espinillas porque los poros de tapan, el tipo de piel es grasosa y el vello que intenta salir de nuevo queda atrapado bajo la piel.A veces debido al hirsutismo o genética normal, hay mujeres que presentan vellos es zonas no tan comunes y en cantidades indeseables, y en su afán de desaparecerlo recurren a muchas técnicas que normalmente funcionan para el bikini o las axilas, pero que en otras partes como la cara, el cuello,  el pecho o la espalda pueden producir irritaciones.

El problema es que después de la depilación, aparecen los pelos encarnados e infectados. En ocasiones las chicas e percatan de un vello encarnado y lo ayudan a salir con ayuda de un depilador, pero en otras es tan profundo que lo que hace es generar un grano, una infección, aparición de materia y por consiguiente acné. Si no es cuidado o tratado a tiempo, puede presentarse un problema de salud conocido como foliculitis, que además de ser doloroso, es estéticamente horrendo. Lo peor es que no aparece a una edad precisa, para estar preparada con algunos cuidados, sino que aparece en cualquier momento.

Desde este momento una mujer que sabe que tiene el problema debe evitar usar depilaciones en crema, en cera, hilo o maquinas eléctricas, pues cada vez que lo haga, de nuevo nacerán los granitos incómodos y fuertes, pues al intentar arrancar el vello de raíz es probable que se intensifiquen los vellos encarnados. Las opciones restantes para no vivir con esos vellos indeseables son las depilaciones en laser o con cuchilla, dependiendo claro está de la zona, pues si se llega a pasar una máquina de afeitar manual en el rostro, el vello crece tan grueso que parecería que está saliendo barba.Para después de la depilación es importante hacer una exfoliación y desinfección de la zona depilada apoyándose en productos exfoliantes y desinfectantes especiales para cada zona y tipo de piel, además de prevenir la formación de vello encarnado.

Por otro lado si es leve la aparición de los granitos, lo mejor es no tocarse por lo menos durante 2 o 3 días, ya que al principio parece que no saliera o nunca lo fueran hacer pero después de un tiempo lo logran. La consecuencia de rozar mucho la piel o empujar la materia con la uñas es una posible infección y generación de granos más grandes. Finalmente el pelo crecerá.

Si los granos son muy grandes y excesivamente dolorosos, lo mejor es visitar al médico o dermatólogo que posiblemente controle la aparición de estos por medio de antibióticos o cirugía ambulatoria para que no se formen quistes.Hay una zona más delicada como lo son las ingles, pues allí la aparición de estos puntos punzantes son terriblemente martirizantes y es preciso exfoliar también además del uso de ropa interior cómoda. Pero sobre todo, lo más fácil es no tocarlos, queda prohibido.

A %d blogueros les gusta esto: