Cómo lucir unos pies de lujo

pieSi tus pies son el punto flaco de tu cuerpo, no te preocupes ya que podrás solucionarlo en tu propia casa con una pedicura a tu medida y sin sofisticadas herramientas que te permitirán conseguir unos resultados de infarto. Aprende en pocos pasos cómo conseguir unos pies de lujo.

Primer paso: fuera las durezas de los pies

Las durezas son las mayores enemigas de los pies. Para combatirlas da a los pies un baño con agua templada con unas rodajas de limón y sales para primeramente descongestionar. Después de unos diez minutos con los pies en remojo, sácalos y utiliza una piedra pómez o una lima ya sea manual o eléctrica. Si eliges ésta última, muy de moda en la actualidad, conseguirás gracias a su cabezal rotatorio exfoliar a la vez que eliminar todas las durezas sin ningún tipo de molestias ni sufrimiento.

Segundo paso: conseguir una suavidad de pies extrema

Seguramente lleves varios meses ignorando a tus pies y la crema hidratante que utilizas exclusivamente ha llegado a la zona de los tobillos. Si es tu caso, necesitarás una inmersión emoliente cuanto antes. Para ello prepara una mascarilla con una gran cantidad de crema extra rica y una vez la hayas aplicado, colócate unos calcetines de algodón para dormir con ellos durante toda la noche. También puedes probar unos calcetines ultrahidratantes de venta en farmacias y en tiendas de belleza que llevan impregnados una mezcla de ingredientes activos como ácido hialurónico, glicerina, manteca de karité y extractos esenciales, con los que conseguirás unos maravillosos resultados en apenas veinte minutos.

Tercer paso: lucir unas uñas impecables

Para lucir unas uñas de los pies de cine debes utilizar cremas y aceites específicos para conseguir primeramente reblandecer las cutículas antes de comenzar a apartarlas con un típico palo de naranjo. No te cortes las uñas de los pies con tijeras, ya que es la zona más propensa a sufrir cualquier tipo de infección. En esta zona las uñas quedan mucho mejor cuadradas y cortas con una muy ligera forma redondeada a los lados. Para conseguirlo utiliza un cortaúñas y después límalas sólo en una única dirección. Como las uñas de los pies tardan hasta siete veces más que las uñas de las manos en crecer, tendrás pedicura para un buen rato.

Cuarto paso: luce un colorido impactante

Los tonos más oscuros aligeran de una manera visual los pies y quedan muy bien tanto en las mujeres que tienen la piel más clara como en las que tienen la piel más bronceada. Los tonos pasteles no sólo se llevan en las manos por lo que no dudes ni un momento en utilizarlos también para las uñas de tus pies. El color verde menta o un amarillo suave resultarán un auténtico desafío para lucirlos. Atrévete a utilizarlos.

Con estos simples y sencillos pasos conseguirás de una manera muy rápida y eficaz lograr una pedicura de auténticos profesionales en tu propia casa y lucir unos pies perfectos en cualquier época del año, no tienes por qué esperar a utilizar sandalias para tener unos pies de lujo.

A %d blogueros les gusta esto: