Frascos decorativos con sal de colores

En la manualidad de hoy vamos a elaborar frascos de tiza y sal.
Seguramente los habremos visto en los hogares de amigos y vecinos o también en algunas tiendas, como las de regalos o las de manualidades. Dada su gran variedad de colores, resultarán muy atractivas para una decoración informal en nuestro hogar. Frascos decorativos con sal de colores Esta técnica nos ofrece tambén poder realizar formas o paisajes, pero hoy vamos a plantear una linea un poco más simple para que nos hagamos a este material.

Materiales:

Sal
Frasco de cristal.
Tiza de colores
Hojas de papel

Manos a la obra:

Para elaborar esta manualidad cogeremos como base un frasco de vidrio que tengamos para reciclar, que tanto puede ser uno pequeño como mediano, e incluso cualquier otro de tamaño más grande que se nos pueda ocurrir.

Antes de nada comentaremos que, para colorear la sal, sólo tendremos que hacer rodar la tiza correspondiente por la sal, asi quedará impregnada.

1)    Vertimos dos cucharadas de sal en una hoja de papel. Esta cantidad variará según sea la medida de la base del contenedor (frasco). Deberemos rellenar 1 centimetro del frasco.
2)    Vierte la sal dentro del frasco.
3)    Limpia o cambia el papel cuando desees poner otro color dentro del frasco.
4)    Para que las lineas que se vayan introduciendo no queden excesivamente lineales, se pueden hacer movimientos oscilantes a medida que se introduce la sal.
5)    También puedes girar ligeramente el frasco para que caiga por unos sitios más que por otros.

A %d blogueros les gusta esto: